Sergio Egea: «La historia del club es enorme pero no podemos vivir de ella»