Los últimos símbolos franquistas en Oviedo

El monolito franquista de la plaza del Fresno, que ayer aún permanecía pintado. / ALEX PIÑA
El monolito franquista de la plaza del Fresno, que ayer aún permanecía pintado. / ALEX PIÑA

Patrimonio notificará a la Hermandad de Defensores la retirada de los monolitos del Fresno | La placa de la calle Cimadevilla no se retirará debido al daño que ocasionaría en el edificio del Ayuntamiento

ROSALÍA AGUDÍN / JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

«En Oviedo hemos cumplido con la mayor parte de la ley de Memoria Histórica aunque aún quedan algunos símbolos franquistas». Son palabras de Laura Díez, presidenta de la asociación Trece Rosas. Defiende que la normativa elaborada por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero hace once años se ha llevado a cabo en su mayoría en el concejo, pero también recuerda que aún quedan tareas pendientes: «En la antigua plaza de la Gesta (en la actualidad del Fresno) hay tres grandes piedras que rememoran al régimen y en las viviendas sociales construidas tras la guerra civil hay una placa en la que está el yugo y la flecha».

Los monolitos de la plaza (víctimas del vandalismo este sábado, ya que amanecieron bañados en pintura) tienen los días contados en su actual ubicación después de que el Principado, mediante su sección de Patrimonio, vaya a notificar a sus propietarios, la Hermandad de Defensores de Oviedo, que tienen que retirarlos.

La negociación de lo anterior, en cumplimiento de la citada ley, la ha llevado a cabo el Ayuntamiento, mediante su departamento de Estadística, al que, recientemente y tras el varapalo sufrido en los tribunales, también ha regresado la responsabilidad de informar correctamente acerca del cambio del nombre de las calles.

Patrimonio no solo informó favorablemente a la retirada de los monolitos al lado de la iglesia redonda. Todavía quedan en Oviedo dos vestigios de la Dictadura y uno es imposible de retirar. Bajo los arcos de Cimadevilla se puede leer aún hoy que 'siendo caudillo y generalísimo de los ejércitos Francisco Franco se reconstruyeron estas casas por la Dirección General de Regiones Devastadas. 1943'. Ahí quedará por su carácter «enunciativo», según dicta la providencia de Patrimonio, y porque el edificio del Ayuntamiento de Oviedo tiene carácter de Bien de Interés Cultural. Según el articulado de la ley, el daño que se haría al inmueble retirando la inscripción superaría al pretendido de eliminar cualquier trazo de exaltación del régimen.

El otro también tiene su aquel. En Olloniego, a escasos metros del trazado del Camino de Santiago, se erige un monolito franquista de difícil extracción. Los planes del Ayuntamiento pasan por eliminar la placa alusiva a la Dictadura para conservar el conjunto escultural tal y como fue concebido.

Lo que recuerda Patrimonio, y según fuentes municipales consultadas no será un problema, es que tanto los monolitos de la Hermandad de Defensores como la placa original de Olloniego serán preservados en un lugar «dado el interés que tienen estos símbolos como documentos históricos, debiendo depositarse y conservarse en un local adecuado o ser expuestos en algún centro dedicado a explicar la historia de Oviedo».

Todavía sobreviven recuerdos a esa etapa en muchas de las edificaciones que construyó el Instituto Nacional de Vivienda. En ellas, según explica la investigadora histórica Amaya Caunedo, se relata el año de finalización de las obras construidas a mayores en los lugares que quedaron «devastados» por el conflicto nacional bélico y, en las postrimerías del franquismo, gracias al desarrollismo. «Esta simbología se puede encontrar por toda la ciudad. Desde los barrios de San Lázaro, La Argañosa, Ventanielles o Pumarín hasta la avenida de Galicia».

Placas que ya han sido eliminadas de ciudades como Barcelona no sin polémica. Llegados a este punto surge un debate sobre quién las tiene que retirar: el Consistorio o la propiedad del inmueble. En la capital catalana o en Torrelavega la obra la emprendió el Ayuntamiento y por el momento ya han quitado más de seiscientas.

La vidriera de la Universidad

En la biblioteca del Edificio Histórico, a día de hoy, puede verse un escudo coronado por el águila de San Juan junto con la inscripción 'Una grande y libre', según relata Juan Cigarría, de la Federación de Asociaciones Memoria y República. Si se elimina la simbología relacionada con el régimen «se destruiría» esta cristalera que «es preciosa», añade Díez, que también recuerda que en estas instalaciones hay una lápida llena de nombres franquistas. Posiblemente y según recomiende la propia comisión de Memoria Histórica que opera en la institución académica, permanezca en su lugar junto con una explicación acerca de su construcción e importancia historiográfica.

De la proposición para retirar los títulos de 'invicta' y 'heroica' del escudo de Oviedo, se tendrá que pronunciar en fechas próximas la comisión de memoria municipal que se ha vuelto a reunir tras el revés judicial al cambio de nomenclatura del callejero. Hace unos días, Cristina Pontón, concejala de Izquierda Unida en el Ayuntamiento, avanzó que el próximo paso de su departamento y de la comisión será el de revalorizar «el patrimonio militar y de la guerra civil» en el concejo para su estudio y difusión.

La Gesta

El cambio de nomenclatura del colegio La Gesta ha salido varias veces a la palestra. En un primer momento se propuso la eliminación del 'la' y hace unos días un grupo de exalumnos solicitaron que estas instalaciones llevasen el nombre de la Reina Letizia. Ahora, la bola de este partido está de lado de la dirección del centro.

La comisión de Memoria Histórica celebrada hace unos días en el salón de Plenos les pidió que elaborasen una propuesta. Después será analizada por la administración. Todo con la intención de que el nuevo nombre sea del agrado del sector educativo como del resto de la sociedad.

Temas

Oviedo
 

Fotos

Vídeos