«La superficie construida de La Vega es superior a la del Escorial»

«La superficie construida de      La Vega es superior a la del Escorial»
La capilla de la fábrica.

Participantes en la visita guiada por la historiadora Fernanda Fernández apuestan por usos culturales y tecnológicos para el enorme recinto

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

La fábrica de armas de La Vega es una ciudad dentro de otra. Su extensión llega hasta los 122.000 metros cuadrados, tiene todo tipo de servicios y sus datos reflejan su relevancia: «Sus dimensiones son como diecisiete Carlos Tartiere, las zonas verdes están tan solo por detrás del Campo de San Francisco y su superficie construida es superior a la del madrileño monasterio de El Escorial», según explicó ayer la historiadora Fernanda Fernández durante la visita que guió en el seno de las cuartas jornadas de Patrimonio Cultural.

El recorrido comenzó al lado del majestuoso pabellón de entrada. Allí, la experta relató que las primeras armas se construyeron en 1857 en la sede del antiguo monasterio de La Vega y pronto las naves se quedaron pequeñas: «En 1860 se edificaron los nuevos pabellones alrededor de la vía principal y hoy en día la mayor parte de estos edificios han sufrido modificaciones». Las instalaciones se fueron amoldando a las necesidades productivas y una de las últimas ampliaciones fue la realizada en los años cuarenta. El arquitecto Ildefonso Sánchez del Río diseñó un pabellón con vistas a la iglesia de San Julián de los Prados, instalaciones a la espera de futuro.

El equipo de gobierno lleva años negociando con el Ministerio de Defensa la cesión de los terrenos y el Gobierno nacional ya ha puesto encima de la mesa una valoración: 32 millones de euros. Esta cantidad es para el alcalde, Wenceslao López, una «estimación». Mientras los ovetenses esperan al pacto final, las ideas ya rondan.

La presidenta de la asociación de Conservadores y Restauradores de Asturias, Marta Flórez, apuntó ayer que estas instalaciones se deben destinar a «usos culturales» y pide hacer «hincapié en la restauración de los pabellones». Asimismo, el profesor ya retirado Juan José Bárcena propone que estos 122.000 metros cuadrados se reconviertan en «instalaciones culturales», y Lucía Blanco solicitó a los políticos locales que se «inspiren» en la reconversión del antiguo matadero de Madrid para dar un futuro de calidad a La Vega: «Estas instalaciones podrían albergar usos relacionados con la cultura y también se podrían hacer un espacio lanzadera para empresas».

Por su parte, el mecánico Ángel Fernández afirmó que las naves deben de tener una segunda vida y mantener las zonas verdes: «Estos terrenos tienen muchos metros cuadrados y las naves deben tener diversos usos que deben ir desde empresas tecnológicas hasta la construcción de un recinto ferial».

Para el escritor Armando Murias este espacio se debería convertir en el «segundo Campo de San Francisco» de la ciudad y por sus calles «deberían de pasear los ovetenses». Pero nada de esto será posible sin el sí de Defensa, que el equipo de gobierno espera que se produzca lo más pronto posible.

Programación para hoy

Las jornadas de Patrimonio Cultural continuarán hoy con otra visita a la fábrica de armas a partir de las 16.30 horas. Para acudir hace falta una inscripción y el aforo ya está completo, según se informa en la página del Ayuntamiento. Además, a las 18 horas tendrá lugar en el Palacio de Exposiciones y Congresos una charla a cargo del filólogo Xosé Lluis Arias. Una hora y media después se celebrará un debate en este mismo emplazamiento. Mañana, la programación se destinará a la historia de Trubia, la villa cañonera.