«Se ha tardado en conocer la reserva pero esta ya es una realidad»

Entrega de obsequios al general Armada. /  PIÑA
Entrega de obsequios al general Armada. / PIÑA

La asociación de reservistas Ares reconoce al general José Manuel Armada y al coronel Alfonso Barrada

J. C. A. OVIEDO.

La asociación de reservistas Ares ofreció ayer un vino español al general auditor José Manuel Armada Vadillo, exasesor jurídico jefe del cuartel general de la Armada, y del coronel auditor Alfonso Barrada Ferreiros, segundo jefe de la asesoría jurídica del cuartel General de la Armada.

Ambos mandos ofrecieron el jueves una conferencia en el Ilustre Colegio de Abogados de Oviedo acerca de la inmunidad de los buques de guerra y de Estado donde también departieron acerca del régimen jurídico del patrimonio cultural subacuático.

En un ambiente distendido y entre una cincuentena de reservistas miembros de la asociación, Armada explicó que «se ha tardado en conocer la reserva pero esta ya es una realidad», al tiempo que estableció la importancia de incorporar los saberes de la vida civil a la milicia mediante el binomio de «la pluma y la espada» -presentes en el escudo de Ares- poniendo ejemplos como el capitán Velarde y la «milicia científica» o del renovador de la Armada en el siglo XVIII, Jorge Juan.

Asimismo, la asociación le obsequió con el libro 'La reserva militar voluntaria de España', escrito por Antonio Cuestas para el décimo aniversario de la asociación Ares de la que Armada es miembro honorífico. Armada se mostró defensor del papel que desempeñan los reservistas como «algo fundamental al servicio de España y de las Fuerzas Armadas».