Tino Casal, el «rey del glam», ya es hijo predilecto de Oviedo

Jacobo Cano, interpretando 'Eloise' al final de la velada./
Jacobo Cano, interpretando 'Eloise' al final de la velada.

Oviedo entrega la distinción a la familia de Tino Casal, «nacido para ser estrella» | María Suárez Casal, sobrina del icónico artista de Tudela Veguín, cierra las intervenciones en un acto en el que sonó 'Eloise'

ALBERTO ARCE OVIEDO.

El Pleno municipal oficializó ayer el reconocimiento como Hijo Predilecto, a título póstumo, de Tino Casal, por su inmensa trayectoria artística en todos los campos y por una actitud vital «que es un ejemplo de superación y valentía».

La emotiva velada, en un salón de Plenos abarrotado, congregó a familiares, amigos y fans del icónico músico de Tudela Veguín. Su sobrina, María Suárez Casal, recogió el título, un pergamino en cuyos adornos aparecía la salamandra, uno de los motivos preferidos de Casal. El acto terminó con la interpretación de su célebre canción, 'Eloise', por parte de Jacobo Cano, que se levantó de entre el público cantando a capella mientras se dirigía a por su guitarra ante el asombro de los presentes.

El alcalde, Wenceslao López, no dudó en mostrar su propia «satisfacción» al incorporar al incombustible veguinense en la nómina de hijos predilectos. Tino Casal falleció en 1991 a los 41 años, pero durante su vida -desde muy joven- cultivó todas cuantas parcelas del hacer artístico se puedan imaginar. En palabras de López, «el rey del glam era un artista nacido para ser estrella demasiado avanzado para el momento en el que vivió», pero sobre todo, una de las principales voces de la Movida Madrileña, «que nunca renunció a su asturianía». Además, confió en que la entrega de este título pueda servir para «fortalecer la memoria» de una persona que «superaba con creces al personaje».

La sobrina de Casal, María Suárez, cerró el turno de intervenciones afirmando sentirse «llena de orgullo» al recibir una distinción «tan relevante». Apuntó que el mayor deseo de la familia sería que Tino Casal tuviese «un lugar en el que se pudiese exponer su obra», que no fue solo musical, pues él mismo confesaba en vida sentirse más cómodo ante un lienzo que ante un micrófono.

La propuesta de hacerlo hijo predilecto, que se materializó ayer -veintisiete años tras su muerte-, nació en 2016 en el seno de la Concejalía de Cultura por iniciativa de Roberto Sánchez Ramos, 'Rivi', al tratarse de un personaje con méritos suficientes para recibir el distinguido galardón.