Los trabajadores de la SOF acuden a sus puestos de trabajo pese a sus despidos

El alcalde, de espaldas, y Luis Pacho durante la asamblea extraordinaria de la SOF. / PABLO LORENZANA
El alcalde, de espaldas, y Luis Pacho durante la asamblea extraordinaria de la SOF. / PABLO LORENZANA

«No voy a impedir la entrada de los empleados a equipamientos públicos», clama el edil de Cultura

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

El secretario municipal fue hace tres meses claro: los trabajadores de la Sociedad Ovetense de Festejos no podían ser subrogados por el Ayuntamiento a partir del 31 de diciembre de 2017, momento en el que expiraba el convenio entre ambas instituciones. Lo impide la Ley General de Presupuestos del Estado y además el Ayuntamiento es ajeno a los contratos de una entidad privada como es la SOF. Ante esta situación, siete de los ocho empleados se quedaron en la calle el domingo. Les corresponde una indemnización conjunta de 224.767 euros y esta cantidad será asumida por las arcas municipales, ya que las cuentas de la SOF están en número rojos. El otro trabajador seguiría formando parte de la plantilla de esta sociedad hasta que se decida su futuro.

Sin embargo, los trabajadores de la SOF hicieron ayer caso omiso a su despido. Acudieron a su puesto de trabajo y a media mañana dos de ellos conversaban en una de las mesas situadas en el hall de las oficinas de esta entidad, situadas en el número 3 de la calle Mendizábal.

Esta situación no extrañó a Roberto Sánchez Ramos. El edil de Cultura explicó ayer que los trabajadores aprovecharon la jornada de ayer «para recoger objetos personales», pero en las dependencias no había ninguna caja de cartón con los recuerdos que han podido acumular los empleados durante los últimos años.

A pesar de esta situación , destacó que él no les va a «impedir la entrada a los trabajadores» si continúan yendo al que fuera su puesto de trabajo, aunque fue él quien les notificó su despido. Alega que las oficinas de la SOF se encuentran en un equipamiento público y hasta allí pueden ir todas las personas que lo deseen.

El vicepresidente de la sociedad, por su parte, reseñó que ayer por la mañana estuvo en estas inmediaciones durante «diez minutos» y conversó con ellos. Pasado este tiempo se fue y después afirmó que «yo siempre estoy del lado de los trabajadores», según explicó Avelino Alonso.

Que los empleados de la SOF ocupen sus puestos de trabajo a pesar de estar despedidos no es el único problema que tiene la junta directiva de esta institución de la que ya no forman parte ni los concejales del Partido Popular ni de Ciudadanos. Parte de los proveedores de la feria de La Ascensión y de las fiestas de San Mateo aún no han cobrado por los servicios prestados y las deudas suman ya 580.689 euros.

Para hacer frente a estos números, la entidad no puede suscribir un nuevo crédito. Ya tiene uno abierto con la entidad Liberbank y por esta razón el equipo de gobierno espera aprobar durante el primer trimestre del año una subvención extraordinaria. Es por ello que los proveedores no cobrarán como mínimo hasta marzo.

 

Fotos

Vídeos