«Trascorrales se va a quedar pequeño en el 25 aniversario de LibrOviedo'

Prieto, en su establecimiento de Ciudad Naranco. / MARIO ROJAS
Prieto, en su establecimiento de Ciudad Naranco. / MARIO ROJAS

«Van a ser pocas librerías las que queden; la gente no tiene para comprarlos libros que debiera y lee menos»

DANIEL LUMBRERAS OVIEDO.

La ovetense afincada en Candás Mar Prieto, propietaria de la librería Reconquista, fue elegida hace dos semanas, por unanimidad, presidenta de la Asociación de Libreros de Oviedo. La acompañan en la nueva directiva Patricia Hevia, Olga Cuervo y Celestina Díaz. Preparan ya la edición número veinticinco de LibrOviedo, que quieren que sea especial.

-¿Qué está leyendo?

- 'La buena hija', de Karin Slaughter. Me gusta estar informada para poder decir, 'oye, este merece la pena'.

-Sentiría mucho apoyo ante tal consenso.

-Sí. Vi que los compañeros estaban por la labor. Vengo del mundo editorial, estuve trabajando en él veinticinco años, y tengo ese peso de cara a distribuidores. Tengo habilidad para negociar, por ahí van los tiros.

-¿Qué plantea para su mandato?

-Lo que quiere la directiva es llevar la cultura a la calle. Tenemos previsión de que los autores vengan a los barrios; las librerías somos pequeños núcleos que podemos enlazar con el centro. Tenemos proyectos con los críos de cantacuentos, de animación a la lectura... No quiero centralizar nada.

-¿Cómo están ahora las librerías ovetenses?

-Bajas, la verdad. El repunte económico, como la mayoría de los hogares. Tenemos que seguir pagando las facturas, la comida, la hipoteca... Hay librerías que las están pasando canutas.

-Está en liquidación la decana, Ojanguren.

-Exactamente. Y más que no sé cómo están aguantando.

-¿Cómo se ha llegado a esta situación?

-Si hay que poner nombres, el gigante Amazon. El libro electrónico también hizo mella, las descargas piratas y no piratas. La librería se sigue asociando al papel. Lo más importante es que la gente hoy en día lee menos, y lee menos el varón que la mujer.

-¿Y eso por qué?

-No lo sé. Pero, en meses más bajos, voy apuntando, y de diez libros que vendo, ocho son para mujeres.

-¿A qué más retos se enfrentan?

-El libro de texto, nos puede hacer mucho daño. Hay muchas librerías que con una buena campaña de texto pueden vivir todo el año. En el momento en que desaparezca o sigan los colegios vendiéndolos, muchas se van a ir al garete. El libro no te da tanta ganancia para mantener el negocio como autónomo, tienes que tener un apoyo del texto.

-Vamos, que la famosa recuperación, poca.

-Muy poca. Empecé con muchísimas ganas, pero hay verdaderos baches. La librería la veo muy autónoma. Si te planteas tener un empleado o dos, olvídate. Entre sueldos y Seguridad Social...

-¿Es un sueño duro de vivir?

-Sí. Tuve toda la vida libros entre las manos, valoro si la portada es de papel pergamino, pero eso va a la extinción. Van a ser pocas librerías las que queden. Están cerrando decanas en toda España, con un peso de cincuenta años de trayectoria, en el centro de las ciudades. La gente no tiene para comprar los libros que debiera y lee menos.

-Las estadísticas dicen que la lectura remonta un poco.

-Un poco. Pero, ¿quién la remonta? Creo que los niños. De diez libros que pueda vender, ocho son de la estantería de infantil. La abuelita, la mamá porque el niño se portó bien...

-¿Dejan de leer de mayores?

-Tienen un bache brutal. A partir de los once años, hasta que son mayores de edad que por algún motivo tienen que coger un libro y se reenganchan si tienen una buena base. Si no, da igual jota que fandango.

-¿Falla la consolidación?

-Total. Yo se lo dijo a los míos: 'lávate los dientes, mear, leer un poco y a la cama'. Duermen con Peter Pan.

-¿Dónde está el futuro del papel?

-No lo veo. No sé dónde está, lo digo con el corazón en la mano. Quedaremos cuatro.

-¿Será un producto de lujo?

-Será distinto, 'vintage'. Vendrán modas: ahora vuelve a llevarse el vinilo. No creo que sea un artículo de lujo, porque no será muy caro, pero será difícil en un barrio ver una librería. Ahí vendrá la centralización.

-¿Hay demasiadas librerías o demasiados libros?

-Pocas librerías y muchos libros. Se publica mucho, tiene que haber de todo pero hay libros que no soy capaz de enseñar, no les encuentro la lógica.

-¿Cómo es el lector ovetense?

-Muy agradecido. Puedo dividirlo en dos. Uno, 'dame el de Patria, que es el que lo está petando'. Pero siempre hay alguno que me dice, 'dame algo guapo, distinto'. Esos son los que me gustan, la mayoría mujeres.

-Oviedo es muy literaria.

-Sí, lo sé por mis compañeros. Me gusta que cuando propones alguna actividad, la gente pregunta.

-Ahí está la reedición de 'Nosotros los Rivero', por ejemplo.

-Sí, la vendí muy bien. Me gustó mucho, lo recomiendo. Hay muchos proyectos en LibrOviedo.

-¿Qué puede adelantar?

-Vamos a recopilar información de estos veinticinco años: carteles, autores que vinieron. Queremos inundar la ciudad. El Ayuntamiento está en una predisposición muy buena. A partir de Trascorrales vamos a hacer por toda la ciudad marcas en el suelo, cartelería, hasta una mascota... Es gratis y queremos que participen todas las librerías de la ciudad; les mandamos un correo. Queremos que estén las editoriales de Oviedo. Trascorrales se va a quedar pequeño con toda la gente que va a venir.

-¿Lo trasladaría de la plaza?

-No me gustaría, por climatología.

-Podría ser en el Palacio de Congresos.

-No lo había enfocado así, pero también. Hay ideas de hacerlo incluso por dentro del Campo de San Francisco.

-¿Cuándo será?

-Del 4 al 13 de mayo.

-¿Cómo están las relaciones con el Ayuntamiento?

-Progresan adecuadamente. A fecha de hoy veo colaboración.

-¿Qué les parecen las bibliotecas?

-Bien, no son enemigo. Hay gente que lee y si le gusta el libro viene y dice: 'Dámelo'.

-¿Echa algo en falta en Oviedo?

-Me están gustando las Tertulias del Campoamor, pero lo haría más seguido, sin agobiar. Mensual o quincenal. No solamente allí; en la biblioteca del Naranco, por ejemplo. Hay gente mayor que no baja.

-¿Recomendaciones de libros?

-'4 3 2 1' de Paul Auster, y 'La indiana' de María Teresa Álvarez.

-¿Qué autor traería a LibrOviedo si pudiera elegir a quien quisiera?

-A Carlos Ruiz Zafón.

-Su libro de cabecera es...

-'El principito'.

-¿Su formato preferido?

-El cuento.

-A quién daría el Premio Princesa de las Letras?

-A Saramago, pero ya no está con nosotros. Vivo, a Almudena Grandes.

Temas

Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos