Somos trasladará a la Fundación Gustavo Bueno un calendario para desalojar el palacete

La Fundación Gustavo Bueno ocupa el palacete, antiguo Sanatorio Miñor. / ÁLEX PIÑA
La Fundación Gustavo Bueno ocupa el palacete, antiguo Sanatorio Miñor. / ÁLEX PIÑA

«Es propiedad municipal y el Ayuntamiento puede hacer uso de las instalaciones, si tiene necesidad, cuando quiera», afirma Rosón

ROSALÍA AGUDÍNJUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

El concejal de Economía y Empleo del Ayuntamiento de Oviedo, Rubén Rosón, avanzó ayer que trasladará a la Fundación Gustavo Bueno un «calendario de implantación» del centro de emprendedores e incubadora de empresas en el palacete del antiguo Sanatorio Miñor, que actualmente ocupa la institución filosófica. Lo hizo profundizando en la situación de «irregularidad» en la que estarían incurriendo los actuales inquilinos al carecer de un convenio, que se trató en Pleno pero que nunca se llegó a firmar y, por encima de aquel acuerdo, sostuvo que «el palacete es propiedad municipal y por lo tanto el Ayuntamiento puede hacer uso de estas instalaciones, si tiene necesidad, cuando quiera. Independientemente de si hay convenio o no». De esta manera, el edil acelera los tiempos de implantación del nuevo espacio para el fomento del tejido empresarial tecnológico en la ciudad. Y, al revés, da fecha, a meses vista para el desalojo de sus ocupantes.

«Es conocido y objetivo que no hay ningún tipo de regulación legal por la cual la Fundación Gustavo Bueno esté ocupando esos más de mil metros de espacio municipal», reiteró el edil, que avanzó que el viernes visitará las instalaciones. «Hemos hablado con los responsables de la fundación e iremos a visitar todos y cada uno de los espacios. Mantendremos un encuentro con ellos para trasladarles un calendario de implantación», explicó al sostener que su concejalía necesita el espacio «cuanto antes». «A lo largo de este mes estaremos ya haciendo cosas para dejarlo al cien por cien preparado a finales de 2019. En enero de 2020 habrá en el palacete un nuevo servicio municipal ligado a la fabricación 3D y estarán integrados los nidos de empresas y una decena de proyectos».

El pasado domingo, el concejal anunció la creación del centro al que bautizó como ECOviedo (Espacio de Creación de Oviedo) y que estará destinado al coworking, contará con nidos de empresas, además de programas para la formación, reflexión y asesoramiento.

«Son de conocimiento público -porque yo lo dije- las necesidades de espacio del área de Promoción Económica. No nos podemos quedar estancados en solo dos edificios al 100% de su capacidad y con decenas de proyectos que necesitan un paso más», recordó acerca de El Talud de la Ería y el Vivarium de La Corredoria, los dos espacios municipales destinados al emprendimiento y las nuevas tecnologías.

Un día antes, el alcalde, Wenceslao López, se había mostrado más cauto que Rosón acerca de los derechos y obligaciones adquiridos por ambas partes para la cesión del inmueble a la Fundación Gustavo Bueno. López recordó que, aunque sin firmar aquel convenio, existe «un acuerdo del Pleno» y que «podría ser que el actual inquilino tenga derechos» sobre el inmueble. El alcalde añadió que «cualquier solución requeriría primero de un informe técnico».

Rosón contrarrestó el argumento: «El alcalde conoce tanto como el resto de miembros del equipo de gobierno que no existe ningún sustento legal para el palacete». Dicho esto, volvió sobre el futuro del inmueble. Afirmó que López conoce las necesidades de espacio del área de Promoción Económica y Empleo y que «no sería lógico» que desde su concejalía se iniciara un nuevo contrato de alquiler «para pagar miles de euros al mes del dinero de todos los ovetenses cuando hay un palacete cien por cien público».

«Las instalaciones municipales están al servicio del Ayuntamiento y pueden estar cedidas o no. Pero independientemente del estado, si el Ayuntamiento necesita el espacio, y es propiedad municipal, la administración lo usa», recalcó Rosón que dio por sentado que sus planes se cumplirán en el calendario establecido: «No existe convenio con la Fundación Gustavo Bueno y ante esa falta de regulación, están ocupando un espacio de manera no reglamentada y está claro lo que va a pasar». «Que no se preocupe -Wenceslao López- que en 2020 habrá estas nuevas instalaciones, convertidas en una casa de emprendimiento, y él no va a tener que hacer nada. Que no se preocupe», cargó.

Desde la Fundación, de momento, aguardan. Gustavo Bueno hijo explicó a este medio que han acogido los planes de Rosón con sorpresa. «El lunes 27 de mayo hablamos», indicó, para referirse a lo apresurado de la propuesta de Rosón ante los inminentes comicios del día 26.

El candidato del Partido Popular a la Alcaldía, Alfredo Canteli, calificó la situación como «inconcebible. ¿Hay contrato o no lo hay?», inquirió para recordar que «nadie hizo nada en cuatro años y ahora a dos meses de las elecciones dan una solución». Más que cuatro, 21.