Tres informes municipales dan el visto bueno a la última versión del Bulevar de Santullano en Oviedo

La iglesia de San Julián de los Prados y la calzada de la antigua autopista al lado. / M. ROJAS
La iglesia de San Julián de los Prados y la calzada de la antigua autopista al lado. / M. ROJAS

Somos Oviedo solicita la dimisión del concejal de Urbanismo, Nacho Cuesta, que responde a Rosón: «Somos no nos va a marcar el paso»

JUAN CARLOS ABADOVIEDO.

Dos informes nuevos al primero de Urbanismo que avaló la versión definitiva del proyecto del Bulevar de Santullano fue lo que puso ayer Somos Oviedo sobre la mesa para contradecir al equipo de gobierno. El primero, el de la Jefa del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS), Carmen del Prado, fechado el 15 de mayo, que despacha la providencia del responsable del contrato solicitando evaluación a las áreas afectadas con un lacónico «solo puedo informar lo siguiente»: «A lo largo del proceso de tramitación del proyecto objeto del concurso, el SEIS no ha intervenido ni procede que lo haga». Uno a cero.

La postrer muesca que se anotaron los ediles Rubén Rosón y Anabel Santiago ayer en rueda de prensa llega el 25 de junio. Días después de las primeras declaraciones en contra del proyecto, el Jefe de Sección de apoyo Técnico de Alumbrado y Eficiencia Energética, emite su dictamen refiriéndose a las consideraciones que previamente había hecho llegar a los redactores, la UTE Bosque y Valle. Reparos en cuanto a las nuevas conexiones con la red existente, la obligación de mantener las líneas de alumbrado durante el periodo de obras en el que se intervenga en las mismas y la inclusión en el proyecto de luminarias que cumplan con la normativa europea en cuanto a tecnología LED. «En la revisión del proyecto se comprueba que han tenido en cuenta las cuestiones planteadas. Entiendo como correctos los contenidos del proyecto en la parte de alumbrado que me compete», resuelve el técnico que, líneas arriba, afirma que «por tratarse de una actuación singular cuyo origen es un concurso de ideas, se concluyó que no hay inconveniente en que las farolas sean distintas a las normalizadas», indica a favor.

Sumados los dos anteriores al primero de Urbanismo, quedan por pronunciarse Parques y Jardines, Infraestructuras, Intervención y Contratación. Ajustados los precios de la actuación a 18 millones que obraban en los pliegos desde los 51,2 iniciales, Rosón contestó a este medio que entiende que los proyectistas cumplen con el contrato. Acerca de otros servicios, el concejal contestó que «cualquier informe en contra a partir de las declaraciones del alcalde y Nacho Cuesta, estará hecho a la carta» del actual equipo de gobierno para «bloquear el proyecto».

En el alero del bipartito quedan ahora dos cuestiones, la solicitud de reunión de los arquitectos e ingeniero responsables del proyecto con Cuesta en una carta que publicó en primicia este diario así como la derivada política tras la petición de dimisión del responsable de Urbanismo «por mentir a la ciudadanía sobre la existencia de informes contrarios al proyecto del Bulevar de Santullano» por parte de Somos Oviedo.

Durante una extensa comparecencia, los concejales dieron cuenta de su toma de vista del expediente. Rosón, en una guerra de trincheras en la que se mueve cómodo, más sin un jefe de prensa del Ayuntamiento que oponga mensaje alguno contrario, afirmó que tanto el alcalde, Alfredo Canteli, como el concejal de Urbanismo, Ignacio Cuesta, «han repetido hasta la saciedad que no quieren hacer el Bulevar de Santullano». «Canteli quiere cargarse todo lo que hay para afuracar media ciudad justo al lado del monumento, y Cuesta ni se sabe, porque va con los de la feria y vuelve con los del mercado», se explayó. «Ambos han venido reiterando que existen informes técnicos contrarios al proyecto», dijo. Rosón elevó el tono para denunciar que Alfredo Canteli y Nacho Cuesta «mienten a la opinión pública, mienten a sus votantes y mienten a los ovetenses». «Hemos tenido acceso al expediente del Bulevar de Santullano y tras examinarlo con detenimiento podemos afirmar que no sólo no existe ningún informe técnico municipal en contra de la última versión del proyecto, sino que hay nuevos informes de apoyo al proyecto y todos esos informes son favorables», manifestó.

Santiago hizo alusión a las posibles consecuencias económicas y judiciales que puede acarrear la «irresponsabilidad» del equipo de gobierno, al figurar también en el expediente la citada carta de los proyectistas reclamando esos supuestos informes negativos. «No solo ocultaban la existencia de informes, ocultaban una carta remitida el 31 de julio al concejal de Urbanismo». En la misiva, los arquitectos defienden que tras haber dado respuesta a las alegaciones municipales «no se ha recibido hasta la fecha ninguno de los informes técnicos a que hace alusión el actual equipo de gobierno a través de la prensa, desconociendo por tanto la existencia de dichos informes y el contenido de los mismos».

Fondos europeos

En la comunicación, la UTE, que según ha podido saber EL COMERCIO también ha pedido acceso al expediente ante la ausencia de respuesta por parte de Urbanismo, sostiene que «se ha respondido técnicamente de forma correcta, completa y con la mayor coherencia tanto a las bases del concurso y contenido del pliego».

Santiago centró el tiro afirmando que la renuncia del actual equipo de gobierno a dar de paso el bulevar puede llevar al Consistorio a perder los 10,3 millones de euros de financiación europea y «el primer pufo de la era Canteli-Cuesta». «Un pleito millonario» por parte de los arquitectos que recordaría «a los tiempos de 'calatravas' y Villa Magdalena. No puede volver a pasar», manifestó Santiago.

Con todo lo anterior, Rosón pidió la dimisión de Cuesta acusándolo de ser « un pelele del PP». «La frase de Canteli en el último Pleno «lo mal hecho se paga»le puede salir muy cara al Ayuntamiento, indicó Rosón. «Tienen otro camino alternativo a la dimisión, reconducir la situación y licitar sin más demora la actuación», recomendó el concejal.

Cuesta se defendió. El concejal de Urbanismo reiteró que «ya se ha hablado demasiado sobre el Bulevar de Santullano» concediendo que «ahora mismo desde el gobierno se está completando el expediente sobre este proyecto y, desde luego, el señor Rosón no nos va a marcar el paso». «Cuando tengamos algo que comunicar sobre el Bulevar lo haremos», sostuvo el primer teniente de alcalde.