El Tribunal Supremo condena por asesinato al exnovio de Karla Pérez

Abdelwahid Aghbalou, tras su detención en Melilla en 2016. / E. C.
Abdelwahid Aghbalou, tras su detención en Melilla en 2016. / E. C.

La sentencia echa por tierra el fallo del TSJA que le había rebajado la pena de cárcel siete años al considerarlo un homicidio al no apreciar alevosía

C. P.OVIEDO.

El pasado mes de diciembre la familia de Karla Pérez, la joven estrangulada por su expareja en una playa de Melilla en julio de 2016 ante el hijo de ambos, un bebé de escasos meses, se llevó un varapalo. El Tribunal Superior de Justicia de Asturias rebajó la pena de cárcel a Abdelwahid Aghbalou al «no apreciar alevosía» en el acto de haber estrangulado a su expareja, tras admitir parte del recurso presentado por su defensa. De 25 años de prisión por asesinato, como así le había condenado la Audiencia Provincial tras el juicio celebrado con jurado popular, se pasó a 18 años de prisión por un delito de homicidio intencionado.

La acusación particular, ejercida por el abogado Mario Kopke, y la Fiscalía del Principado de Asturias recurrieron el fallo ante el Tribuna Supremo que ahora ha dado la razón a la sentencia dictada por la Audiencia Provincial. El Alto Tribunal entiende que el marroquí cometió un asesinato porque sí apreció «alevosía» en sus actos. «El aprovechamiento de lo sorpresivo del ataque evitando la posibilidad de defensa constituyó la raíz fundamentadora de la alevosía; mientras que el aprovechamiento del aislamiento del escenario facilitaba el desamparo de la víctima», recoge la sentencia. Teniendo en cuenta esto, el delito de homicidio intencionado se considera ahora asesinato con el agravante de parentesco, discriminación por razón de género y aprovechamiento de las circunstancias de lugar y tiempo. Por lo tanto la condena queda de la siguiente manera: 25 años por asesinato, un año de prisión por quebrantamiento continuado de condena (el condenado tenía una orden de alejamiento de su víctima) y tres meses de cárcel por un delito de hurto. Todo ello suma un total de 26 años y tres meses de prisión.

Contra este sentencia no cabe la posibilidad de interponer recurso alguno. El abogado de la familia de Karla Pérez, Mario Kopke, mostró su satisfacción ante el fallo del Tribunal Supremo.

El fallo señala que el condenado se aprovechó de la indefensión de la víctima

El crimen

Durante el juicio celebrado con jurado popular, en junio de 2018, se demostró que Abdelwahid Aghbalou convenció a Karla Pérez para que fuese a Melilla a través de varios mensajes y llamadas. El fin era, según Fiscalía y acusación particular, que ella le acompañara hasta Marruecos para que la familia de este conociese al hijo de ambos antes de que Karla regresara con sus padres a Ecuador, su país de origen. Había pedido la patria potestad para su hijo algo que, según las acusaciones, el condenado evitó estrangulando a la joven en presencia del hijo de ambos.