Los vecinos de El Cristo mantienen su movilización por el centro social

Los vecinos de El Cristo cortan la calle. / M. ROJAS
Los vecinos de El Cristo cortan la calle. / M. ROJAS

«El parque del Truébano es el comienzo, no pararemos hasta la recuperación de los terrenos del viejo HUCA»

J. C. A.

Como había prometido, la plataforma SOS Viejo Hospital, repitió ayer su movilización por la construcción del centro social provisional en los terrenos del viejo Hospital Universitario Central de Asturias. Una obra dividida en dos partidas con cargo a los presupuestos de 2018 y 2019 y que, como avanzó El COMERCIO, o costará 426.000 euros y tendrá cuatro salas. Un rampa accesible a modo de entrada, recepción, sala polivalente, sala de juegos y lectura y otras dos de talleres y cursos, según el diseño que el arquitecto encargado del mismo, Miguel Ángel García-Pola Vallejo.

«Llegamos a sumer hasta 130 personas», explicaron desde la organización de la marcha que pretendía amplificar sus reivindicaciones aprovechando la afluencia de público al Carlos Tartiere para presnciar el encuentro del Real Oviedo ante la A.D. Alcorcón. También ayudó la climatología, el pasado 21 de enero, cuando salieron a la calle por primera vez, el aguacero dejó a muchos vecinos en sus casas.

«Fue la concentración de la dignidad», añadieron desde la plataforma. «La protesta va creciendo porque nos hemos dado cuenta que cuando comenzamos, personas que nunca habrían pensado en manifestarse, lo están haciendo», relataron acerca del «abandono» del barrio que ha servido de espoleta para reclarmar una dotación ausente en El Cristo.

Al grito de «centro social ya» y «nosotros también somos Oviedo», indicaron que «todos los partidos tienen que tomar nota». «Estamos abordando una situación injusta pero el centro social es solo la punta del ¡iceberg, nuestra lucha es por la recuperación de los terrenos del hsopital», arriesgaron. «Nos hemos dado cuenta de que los políticos no tienen palabra pero nosotros tenemos memoria».

«Los vecinos quieren un cambio en la ciudad y vamos a seguir peleando hasta el final» avanzaron y se fijaron como obejtivo revitalizar lo que un día fue el HUCA anunciando hasta la propia extinción de la plataforma cuando logren su fin. «Cuando nacimos como plataforma vecinal dimos nuestra palabra a los vecinos de que tenemos fecha de caducidad: El parque del Truébano no es el final, es el principio y el ejemplo. Es un símbolo de la lucha vecinal».

Temas

Oviedo