Vecinos de la Losa solicitan la suspensión cautelar de los conciertos de San Mateo

El Ayuntamiento quiere celebrar los conciertos de San Mateo en la plaza de los Ferroviarios. /  M. ROJAS
El Ayuntamiento quiere celebrar los conciertos de San Mateo en la plaza de los Ferroviarios. / M. ROJAS

Sostienen que la decisión municipal de trasladar a los recitales se ha tomado «sin el preceptivo trámite de audiencia»

G. D. -R./J. C. A.OVIEDO.

Vecinos de la Losa han presentado un recurso de reposición en el que solicitan la suspensión cautelar de los conciertos de San Mateo, que el nuevo equipo de gobierno ha decidido trasladar a la plaza de los Ferroviarios sobre la estación del Norte. En su escrito, presentado el viernes a través del Registro, sostienen que el Ayuntamiento no dio trámite de audiencia a «a los ciudadanos que podrían estar perjudicados por residir en la cercanía del escenario principal» antes de tomar la decisión.

Para los recurrentes «la omisión del preceptivo trámite de audiencia a los vecinos colindantes como la ausencia de medidas correctoras de aislamiento acústico, implicaría que la decisión habría sido tomada prescindiendo total y absolutamente del procedimiento legalmente establecido y vulnerando derechos fundamentales susceptibles de amparo constitucional». La cuestión no es baladí. Sin una presunta vulneración de derechos fundamentales, los vecinos no tendrían opciones de impedir los conciertos, ya que el Ayuntamiento dispone de un plazo de un mes para contestar al recurso de resposición formulado. Si lo agota u opta por el silencio administrativo, las luces del escenario se habrán apagado y San Mateo 2019 será cosa del pasado, incluso para los vecinos la Losa.

Los vecinos creen que puede «afirmarse que el Ayuntamiento estaría priorizando los efectos desfavorables de estos conciertos, en contra de los derechos de los ciudadanos que residen en la Avenida Fundación Principe de Asturias». También, que «es innegable que la celebración de los conciertos, durante trece días consecutivos, que naturalmente incluyen días laborables y lectivos y en horario que supera las doce de la noche, son directamente incompatibles con el descanso», y especialmente para los ancianos y niños. «Dadas las fechas de celebración de los conciertos y el horario de finalización de los mismos», los menores en edad escolar «quedarían injustamente obligados a soportar los excesos de contaminación acústica, lo cual les afectaría muy desfavorablemente a nivel personal, de rendimiento, además de vulnerar el superior interés de los menores a no verse afectados por esta decisión municipal».

Los recurrentes exigen a la Corporación que cumpla con su obligación de respetar y controlar escrupulosamente el límite máximo de decibelios que establece la normativa a la hora de organizar los conciertos propios de las fiestas y recuerdan que la Ley del Ruido de 2003 «expresamente dispone que ninguna instalación, construcción, modificación, ampliación o traslado de cualquier tipo de emisor acústico podrá ser autorizado, aprobado o permitido su funcionamiento por la Administración competente, si se incumple lo previsto en esta ley y en sus normas de desarrollo en materia de contaminación acústica».

Emplazamiento

El recurso, eso sí, incurre en algunas inexactitudes. Sostiene, por ejemplo, que los pliegos del contrato «determinan expresamente que el escenario principal se situará en la avenida Fundación Principe de Asturias / plaza de los Ferroviarios, estableciendo una presión sonora de 116 dBA a 30 metros y 110 DBa a 30 metros», aunque lo cierto es que los pliegos no indican dónde se ubicará el escenario principal de los conciertos de las fiestas. En los nueve folios de los mismos, tan solo aparecen dos referencias a la plaza de los Ferroviarios para señalar que ahí se colocarán la plataforma para personas con movilidad reducida y el control de producción.

De hecho, los pliegos no incluyen ni siquiera un esquema del montaje o la ubicación de los escenarios. Lo que no ha impedido que se hayan presentados dos empresas a la licitación -GAM Eventos y Vallina- y la mesa de contratación haya priopuesto la adjudicación a esta última si consigue justificar ante los técnicos la baja temeraria en la que incurría su propuesta.