«Vivir sin plásticos y con productos ecológicos es el día a día en el mercado»

Carmen Quirós, en el interior del mercado de El Fontán. / ÁLEX PIÑA
Carmen Quirós, en el interior del mercado de El Fontán. / ÁLEX PIÑA

El Mercado de El Fontán cumple 25 años y , tras las jornadas 'Alimentarte', la gerente, Carmen Quirós, anticipa un año «repleto» de actividades

ALBERTO ARCE OVIEDO.

El mercado está de moda. Ayer concluyeron las jornadas 'Alimentarte' en la plaza 19 de octubre por los primeros 25 años del Mercado de El Fontán, parada obligada para llenar la nevera. Durante este fin de semana, esa parte de la ciudad, la de los productos frescos de cercanía y de los pequeños comerciantes, se ha abierto un poco más al gran público gracias a los 'show cooking' y a los talleres de los reputados chefs que han pasado por allí. Desde la ciudadanía, en cambio, algunos han descubierto por primera vez un lugar sagrado en el que encontrar todo tipo de manjares; otros, ya lo conocen bien. Y mientras tanto, al frente, Carmen Quirós (Aviles, 1987), licenciada en Administración y Dirección de Empresas (ADE) por la Universidad de Oviedo, postgrado en Empresas y Distribución comercial y gerente desde 2014 y (desde el 2017 de manera continuada) de Mercado El Fontán S. A., la asociación empresarial que aúna a los 44 comercios abiertos en la plaza.

-Un cuarto de siglo ya, ¿cómo lo han conseguido?

-Se consigue con la dedicación de unos comerciantes que viven por y para su negocio, que dedican muchísimas horas a la venta su producto. Estos comerciantes madrugan muchísimo para poner el producto en las mejores condiciones. Esa es la receta del éxito de que continúe viva la plaza a día de hoy a pesar de la gran competencia que existe en el sector de la distribución. La atención especializada y el buen trato que ofrecemos aquí no se consigue en otros formatos. Se crean unos vínculos de confianza muy estrechos entre el tendero y el consumidor. Lo que está claro es que una vez que compras aquí, es muy difícil ir a otro sitio. A mí me ha pasado.

-¿Lo creían posible?

-Ellos siempre confiaron en su buen saber hacer. Es cierto que hubo unos años de incertidumbre cuando comenzaron a proliferar otros formatos cada vez más cercanos a la plaza. Aún así, esos años están superados y el mercado goza de muy buena salud. Para prueba, el hecho de que todos los puestos estén abiertos salvo uno (45 en total).

-El concejal de Economía, Rubén Rosón, ya anunció que durante la próxima junta de gobierno se iba a proponer la creación de un gastropuesto de degustación en ese espacio vacío...

-Para eso, tendrá que aparecer alguien interesado, pero creemos que será factible ahora que tenemos esta vía abierta, la de las jornadas.

-El chef Pedro Martino defendió durante el primer día de las jornadas la cocina de mercado frente a la de supermercado.

-Aquí se trata el producto de otra manera, no existen los envasados. Hablamos de productos reales, de proximidad, donde lo que prima es la pieza de temporada y no lo que se suele ver en el supermercado.

-Todo ello cuando ahora hay un 'boom' de lo ecológico y el medio ambiente clama por que reduzcamos el uso de plásticos.

-Sí. Pero hay que tener en cuenta que en este tipo de mercados eso siempre ha sido así. La de convivir sin plásticos y vender productos de proximidad es la realidad nuestra de cada día. Ahora, eso se ha convertido en una tendencia y vemos cómo el resto de formatos nos quieren copiar en eso (ríe).

-¿Volver a las raíces?

-Ahora, afortunadamente hay un culto a ese modo de vida saludable. Nos estamos dando cuenta de cómo, poco a poco, nos habíamos desligado de los hábitos de nutrición de la dieta mediterránea de toda la vida. Nos estamos volviendo a centrar, quizás por algunas enfermedades que han aparecido o por los problemas de obesidad, del camino que tendríamos que haber cogido siempre.

-¿Qué tiene en mente para conseguir que la empresa cumpla otros veinticinco?

-Teniendo la variedad y la calidad del producto, el reto pasa por ir asumiendo pequeñas modernidades para no desligarnos de ese cliente joven y no tan exigente que no tiene tanto tiempo para hacer la compra. Hay que conjugar un buen reparto a domicilio y el tema de la venta 'online'. Estamos analizando varias posibilidades, pero es complicado conjugar esto con la forma de trabajar y de trabajo de estos comerciantes.

-¿Qué tipo de cliente viene al mercado?

-De lunes a viernes, principalmente, vienen los clientes de toda la vida. Un público que es más mayor. Los sábados, en cambio, que es el día grande, la franja de edad cae mucho y viene un público más joven, que es al que nos interesa llegar por estas nuevas vías.

-Usted ya explicó en varias ocasiones que hubo momentos «muy difíciles», ¿cuáles han sido?

-El momento más duro fue cuando los comerciantes, en 1994, tuvieron que hacerse cargo de la concesión y a llevar las riendas de la sociedad.

-El mercado de El Fontán es un pedazo de la historia no tan reciente de la ciudad de Oviedo...

-Sin duda, el Oviedo de toda la vida tiene sentimientos muy especiales hacia este mercado.

-¿Qué otras actividades complementaran a estas jornadas 'Alimentarte' durante este 2019 de aniversario?

-Eso es secreto (ríe). Habrá actividades entre mayo y junio y durante los meses de Navidad.

-¿Estamos viviendo una nueva consolidación del pequeño comercio?

-El número clave es el de los puestos que están abiertos. Es el indicador perfecto de que esto funciona de verdad.

Más información