Vuelven a aumentar los niveles de contaminación en Ventanielles

Vuelven a aumentar los niveles de contaminación en Ventanielles
Baldeos en el entorno del Palacio de los Deportes. / ÁLEX PIÑA

La concentración de partículas en suspensión se dispara de nuevo con solo un día de tregua tras diez jornadas en situación de prealerta

A. ARCE OVIEDO.

Apenas un día después de que el Gobierno autonómico desactivase el protocolo para episodios de contaminación, que permanecía activo, en nivel preventivo, en Oviedo y las cuencas mineras tras diez días de lecturas negativas, los niveles de micropartículas de PM 2,5 y PM 10 (menores a las 2,5 y 10 micras, respectivamente) han vuelto a dispararse en la capital del Principado y en Siero. Así lo denunció ayer el portavoz de la Coordinadora Ecologista de Asturias (CEA), Fructuoso Pontigo, que criticó con dureza la suspensión de las actuaciones al afirmar que «el Principado conocía las malas previsiones atmosféricas que se anunciaban para estos días». Y es que, a falta de precipitaciones, los vientos no han sido suficiente para paliar el problema.

El portavoz de la organización ecologista reprobó la falta de «transparencia» de la Administración, pues, según sus palabras, «no ha facilitado de forma intencionada» los datos recogidos por las 45 estaciones público-privadas que están monitorizadas, porque «son aún peores que los de las 22 escogidas», enfatizó. Entre ellas, la del Palacio de los Deportes, que ayer detectó concentraciones de hasta 47 microgramos por metro cúbico de las de PM 2,5, 68 de las de PM 10 y hasta 3 de benceno.

En ese sentido, los ecologistas también señalaron la presencia del «cancerígeno benceno» en Trubia, donde alcanzó picos de hasta 23 microgramos por metro cúbico -la normativa española contempla hasta un máximo de 5 de media-.

Por su parte, el concejal de Urbanismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento, Ignacio Fernández del Páramo explicó que para que se active nuevamente la prealerta, los niveles «tienen que incumplirse durante tres días consecutivos», un contexto al que habrían de sumarse condiciones climáticas adversas. También quiso matizar que «la contaminación en esa zona, por sus características y por el volumen de tráfico va a persistir», y que «el único remedio posible» pasa por poner en marcha el Bulevar de Santullano.