Miguel Courtois comienza a rodar la próxima semana la película 'GAL'

Bajo la producción de Melchor Miralles, el filme recorre quince años de la vida de los Grupos Antiterroristas de Liberación

EFE | MADRID
Miguel Courtois comienza a rodar la próxima semana la película 'GAL'

La película "GAL", que comenzará a rodarse el próximo lunes, dirigida por Miguel Courtois y protagonizada por Jordi Mollá, Natalia Verbeke y José García, será un thriller político que ofrecerá una "una visión global de unos hechos reales" en torno a la lucha contra ETA, temática que ya abordó el cineasta en su anterior película "Lobo".

Melchor Miralles, uno de los periodistas que investigaron la trama de los GAL, explicó hoy durante la presentación del proyecto, que cuenta con un presupuesto de seis millones de euros, que si bien la película "respeta escrupulosamente los hechos reales", aunque se han cambiado los nombres de los protagonistas de la historia, "habrá determinadas licencias necesarias para hacerlos viables como proyecto cinematográfico".

El guión es de Antonio Onetti, quien se ha basado en conversaciones con Melchor Miralles, en sus artículos y en otros documentos periodísticos de la época. "La película abarca 15 años -apunta el guionista- con sus distintas etapas, desde la primera, cuando, entre 1983 y 1987, comenzaron los misteriosos atentados en el sur de Francia; la segunda, cuando se investigaron y salieron a la luz la intervención de fuerzas policiales en esos atentados contra terroristas de ETA, y, cinco años después, cuando las sentencias condenaron a la cúpula del Ministerio de Interior de la época".

Los GAL, (Grupos Antiterroristas de Liberación), cometieron contra el entorno de ETA más de 30 atentados. Como consecuencia de las investigaciones periodísticas, los tribunales dictaron sentencia condenatoria contra altos cargos del Ministerio de Interior de entonces, acusados de financiar y organizar estos grupos. Para narrar la compleja trama, Onetti utiliza como hilo conductor a una pareja de periodistas (Verbeke y García) que van investigando los hechos, de tal forma que la película "no se cuenta linealmente, sino que da saltos en el tiempo, de forma que el espectador va descubriendo los hechos a la vez que los protagonistas o de lo que desvelan los policías implicados", como José Amedo, a quien da vida Mollá.

Miralles, que fue también productor de "Lobo", explicó que "GAL", un proyecto elaborado casi por el mismo equipo, espera que acudan dos millones de espectadores a ver este filme -la anterior fue vista por un millón setecientas mil personas- y explicó que no ha buscado en ningún momento la polémica. A lo que el cineasta Miguel Courtois añadió: "Si surge un debate entre la generación que no conocía los hechos, creo que resultará muy positivo", pues, como señaló Miralles, "dado que estos hechos ocurrieron hace 25 o 30 años, la mayoría de la gente que va al cine, que es gente joven, no tiene ni idea de lo que sucedió".

Fotos

Vídeos