Bustamante, quince años después

David Bustamante llega a la Laboral de Gijón para actuar en «mi segunda tierra». /
David Bustamante llega a la Laboral de Gijón para actuar en «mi segunda tierra».

El cantante llega mañana a la Laboral para presentar su último disco, 'Amor de los dos', dedicado a los boleros, y recordar sus grandes éxitos

JESSICA M. PUGA

Quince años de carrera avalan a David Bustamante (San Vicente de la Barquera, 1982), que está a punto de cumplir 1.000 conciertos. Mañana sumará el que ofrezca en la Laboral, en el que recordará sus grandes éxitos y presentará su último disco, 'Amor de los dos', dedicado a los boleros. No quedan entradas.

¿Por qué un disco de boleros y por qué ahora?

Son las canciones que me hicieron enamorarme de la música, las que me ponía mi padre. Tenía mucha ilusión de contar en mi repertorio con joyas de compositores como Armando Manzanero, Lara, Consuelo Velázquez... Gente que admiro mucho. Después de quince años de carrera llegó el momento de hacer algo de este estilo y de reencontrarme con México, que es un país que me ha dado muchísimo. Estos temas son un legado que hay que pasar de padres a hijos para que no se pierda, yo lo quiero acercar a la gente joven, que es mi público en gran medida.

Apostar por el romanticismo parece ser algo sino malo, sí muy dado a la crítica fácil.

La gente tiene muchísimos prejuicios, porta una coraza y teme caer en lo cursi. Todo el mundo es romántico, todo el mundo necesita amor, que es el motor del mundo. Yo soy así y trasladarlo a las canciones me sale fácil.

Dani Rovira cerrará su cuenta de Twitter para evitar las críticas destructivas tras presentar la gala de los Goya. ¿Lo ha llegado a pensar usted?

Uno va aprendiendo a hacer criba de las críticas. Si son constructivas, para aprender, para crecer, están genial, todo lo contrario que cuando son solo porque sí, hechas además por gente que no genera nada, solo observa. Paso bastante, pero sí que a veces te afecta... y respondes. Es muy fácil criticar desde el anonimato. Las redes sociales son crueles, deberían estar mucho más controladas... Esta semana despedí a una persona que quería, a una amiga como era Bimba, y me insultó un tío. Es una cuestión de envidias y de que les gustaría estar en tu lugar, no tiene otra explicación.

Pusieron auténticas barbaridades tras la muerte de Bimba.

La gente no tiene corazón ni tacto y lo que quiere es llamar la atención. Sino lo hacen así nadie les presta atención, es así de triste.

Hablan de tomar medidas...

Si generas un perfil deberías poner tus datos, tu DNI. Hay quien escribe cosas que en la vida se atrevería a decírtelas a la cara. La libertad de expresión termina donde empieza la integridad de una persona.

Medidas tomaron con el cantante de Def con Dos y mire lo que le pasó a Guillermo Zapata.

Cuando eres conocido es muy fácil. Hemos llegado a un punto en el que la gente piensa que como eres persona pública se te puede decir absolutamente de todo. Este juego se permite porque así no se habla del Gobierno, de las cosas que están o no haciendo, de sus vergüenzas y corrupciones. Esto es lo que antes se llamaba 'pan, fútbol y toros', no han cambiando tanto las cosas.

¿La crisis ha cambiado la visión que tiene la industria musical española del mercado americano? ¿Es una válvula de escape?

Llevo quince años vendiendo allá. No es una huida, es compartir el éxito que uno tiene. Hoy cualquier cosa que se hace es para el mundo, yo vendo discos en países en los que no he estado. Cuando uno es artista tiene la inquietud de romper fronteras, de que le escuchen y de emocionar fuera, y México es un país increíble con una cultura musical brutal.

¿La música peca de efímera?

La música es un sentimiento, es historia y cuando te engancha es porque te sientes identificado. No es nada efímero, el mundo sin música sería totalmente trágico; tampoco es solo un divertimento, la música es tan importante como el aire o el agua, es curativa. Hay canciones para bailar, otras que te llevan a pensar, otras a enamorarte...

Pero cuando se le concede a un músico un Nobel de Literatura se critica...

No tiene sentido. Es una elección súper merecida. Es un escritor, ha hecho canciones y creado historias. Lo que ha hecho Dylan es poesía con música, y eso es más difícil aún: crear una melodía para una letra perfecta.

El Centro Asturiano de Madrid nombró a Paula 'Asturiana predilecta' hace unas semanas. ¡Enhorabuena!

Estoy muy orgulloso de ella; se merece todo porque es una grandísima embajadora, ha crecido un montón desde que la conocí. Es una auténtica estrella, artista, madre, compañera de viaje y súper trabajadora por lo que se merece todos los homenajes.

El reencuentro de OT fue uno de los momentazos del pasado año. ¿Cómo lo vivió?

¡Fue muy emocionante! Tengo contacto con todo, pero juntarnos en un escenario fue realmente 'heavy'. Desgraciadamente no tuvo la repercusión que hubiéramos querido... Volvemos a lo mismo, no sé que quiere este país que solo sacó polémicas. No se paró nadie a pensar que es muy complicado que dieciséis personas después de quince años aparquen sus egos y sus trabajos y se unan como hermanos para recordar algo que, guste o no, es historia de la música y de la televisión.

¿Qué consejo le darías hoy al Bustamante que va a entrar en la academia?

Ninguno, le agradecería. Porque con mis errores y aciertos logró ser la persona que soy hoy en día. Estoy muy orgulloso de ese niño que se atrevió a soñar y no paró hasta conseguir lo que quería, algo que no era fácil porque cuando naces en un pueblo de 3.500 personas tienes pocas oportunidades.

Se imagina si hubiera aceptado la oferta del Atlético de Madrid?

Jugaba en la cantera del Racing y fui capitán de la selección cántabra. Un amigo me quería llevar a Mareo a hacer las pruebas, pero quedó en anécdota. Lo que más me gustaba era la música.

El concierto de mañana es especial, ¿no?

¡Claro! Estoy en mi segunda casa y ya no quedan entradas. Será muy enérgico en general, y se vuelve íntimo cuando llegan los boleros, súper conocidos por todos.

 

Fotos

Vídeos