Otra forma de disfrutar de la costa de Asturias

La sucesión de parques-playa a lo largo de la región permite disfrutar de varias opciones de ocio y naturaleza

Otra forma de disfrutar de la costa de Asturias
KAY LEVIN

El litoral de Asturias ofrece enclaves y rincones de todo tipo para disfrutar del tiempo libre. En esta ocasión, proponemos un recorrido por los parques-playa del Principado para completar una jornada de ocio rodeados por la naturaleza. La ruta comenzaría en el oriente, a primera hora de la mañana, para finalizar en el occidente siguiendo los pasos del sol. Para iniciar este día, se empezaría en La Espasa, en Caravia. Una playa por la que pasa el camino de Santiago y donde la instalación del parque bordea el arenal de aproximadamente un kilómetro de longitud bañado por el mar. Ideal para comenzar la jornada con energía, los visitantes pueden practicar deportes como el volley o, si el tiempo acompaña, darse un chapuzón matutino. También se puede apostar por surfear las olas, que suelen aprovechar los aprendices de las dos escuelas de esta disciplina del lugar. Y, tras el deporte, la calma: continuando hacia el oeste, el bosque que rodea el área recreativa de Rodiles, en la desembocadura de la ría de Villaviciosa, es perfecto para un tranquilo paseo. Los amantes del surf tienen aquí otro punto de interés.

La playa Espasa, en Caravia, tiene un kilómetro de largo y forma parte del camino de Santiago. Además del merendero, cuenta con escuelas de surf por sus olas.
La playa Espasa, en Caravia, tiene un kilómetro de largo y forma parte del camino de Santiago. Además del merendero, cuenta con escuelas de surf por sus olas. / Nel Acebal

Para los que prefieran la cultura,el siguiente destino sería El Rinconín, en el barrio gijonés de Somió. Un parque acompaña esta pequeña cala al borde del Cantábrico, que es accesible también para perros. El paseo que recorre este espacio cuenta con muestras de arte escultórico, siendo las más conocidas 'Solidaridad' y 'Monumento a la madre del emigrante'. Asimismo, existe un aparcamiento acondicionado para caravanas. Tras estas visitas, la hora del almuerzo estaría más cercana y, en el caso de llevar algo preparado, una buena opción es el parque-playa de Moniello, en Gozón, que cuenta con merendero. Rodeado por verdes prados con porterías de fútbol para acudir con los niños, se puede hacer senderismo por cualquiera de los caminos que, desde allí, van hasta la propia ensenada del lugar, donde los visitantes pueden probar a hacer actividades como ir en piragüa o paddle surf. Caminando hacia el oeste es posible visitar el Cabo de Peñas y su solitario faro. Por el otro lado, hacia el este, aparece el mirador de Punta de la Vaca.

El merendero de Rodiles, en la desembocadura de la ría de Villaviciosa, el bosque rodea este parque-playa que es atravesado por una senda de madera por la que se puede pasear en paralelo a la línea de costa .
El merendero de Rodiles, en la desembocadura de la ría de Villaviciosa, el bosque rodea este parque-playa que es atravesado por una senda de madera por la que se puede pasear en paralelo a la línea de costa . / José Simal

La próxima parada aconsejada es la playa del Aguilar, una de las doce distinguidas en Asturias con bandera azul por su calidad. Enclavada en el litoral de Muros de Nalón, su parque-playa cuenta con vistas a los promontorios que se elevan en el agua. Para los que deseen un poco más de aventura, los senderos colindantes llevan a miradores como el de Aguilar o el de Alto de Las Llanas, elevados entre los frondosos bosques que pueblan la comarca, y desde los que se pueden contemplar los curiosos tonos que va adquiriendo el cielo al atardecer, con la superficie marina teñida por la luz. Para los que se queden con ganas de más antes de terminar el día, cerca se encuentra Cudillero, uno de los pueblos más bonitos de España, y ya en el occidente regional sobresale el área de Frejulfe, en Navia. Uno de los enclaves más bonitos del norte peninsular, pues su playa de gran extensión, al lado de la aldea marinera de Puerto de Vega, está protegida por la arboleda de las dunas próximas. Además, en su orilla oriental llega al mar un apacible arroyo, que añade todavía mayor sensación de calma al conjunto. Por último, en el límite territorial con Galicia, pasado Tapia de Casariego, se encuentra el área recreativa de Penarronda. Niños y mayores pueden disfrutar aquí del campo para jugar, volar cometas con la brisa marina, o acercarse a la cueva que el mar ha horadado en un peñón en la playa. En resumen, un sinfín de posibilidades para deleitarse en el paraíso costero asturiano sin necesidad de mojarse los pies.

El parque-playa de Moniello, en Gozón, es Ideal para ir en familia ya que, además del merendero, dispone de grandes extensiones de prado para que los niños puedan jugar y sendas para caminar por los alrededores.
El parque-playa de Moniello, en Gozón, es Ideal para ir en familia ya que, además del merendero, dispone de grandes extensiones de prado para que los niños puedan jugar y sendas para caminar por los alrededores. / Tarek Halabi

Más información