«La música celta existe y se reinventa desde hace miles de años»

El músico gallego Carlos Núñez. / IGNACIO GIL
El músico gallego Carlos Núñez. / IGNACIO GIL

El músico gallego llega al Teatro Jovellanos para presentar 'La hermandad de los celtas', un concierto basado en una investigación que propone un viaje en el tiempo

JOSÉ L. GONZÁLEZ

Carlos Núñez (Vigo, 1971) es una estrella de la música celta que ha hecho sonar su gaita junto a gigantes como Bob Dylan, Lou Reed y The Who. Pero es también un estudioso de esta música cuyas investigaciones se han plasmado en un libro publicado en septiembre del pasado año y que lleva por título 'La hermandad de los celtas'. A partir de ese trabajo, plantea una gira que recala hoy en el Teatro Jovellanos (20 horas, 22 y 18 euros).

-Un concierto basado en un libro. ¿Puede explicarlo?

-Es algo muy original. Todo lo que hemos aprendido en el libro es lo que inspira el espectáculo. Son conciertos llenos de novedades y descubrimientos recientes.

-¿Qué descubrimientos?

-Hasta ahora se le daba importancia a la música escrita, pero así te reduces a mil años. De pronto, con la oralidad, a la que nos acercamos gracias a los arqueólogos, descubres músicas que llevan activas miles de años. Han aparecido incluso instrumentos de los celtas que describían los romanos. Es una música importantísima que tiene muchos más años que los sistemas de la música clásica, que tienen 300.

-¿Cuál será el repertorio del concierto?

-Vamos a poder hacer un verdadero viaje por el tiempo y explorar todas estas novedades. Como dice Jordi Savall, las músicas celtas son también músicas históricas, eso es lo que hemos podido constatar en el libro. Podremos viajar por melodías medievales con sonoridades celtas usando instrumentos de esta época, reconstruidos a partir de las iconografías de los templos del Camino de Santiago.

-¿Qué instrumentos?

-Usaremos por ejemplo el arpa del Pórtico de la Gloria, a la que hemos puesto cuerdas de oro, las fídulas medievales... También viajaremos por músicas del barroco, el renacimiento y exploraremos cómo estas creaciones celtas llegaron a América para convertirse en pop y rock.

-¿Cómo llegó la música celta a convertirse en rock?

-Los científicos acaban de descodificar un manuscrito lleno de ceros y unos que marca la armonía. Ese sistema binario es lo que se llama también la 'double tonic', y está presente en la música celta desde hace miles de años. Lo fascinante es que lo encontramos en el rock y en el pop. Por ello haremos algunas piezas de colaboraciones, como la que hice con The Who.

-¿Cómo se mete en el proyecto del libro?

-Cuando Espasa me lo propuso pensé que podría hacerlo en tres meses, y han sido tres años. Ha sido un proceso apasionante y lo que más me ha sorprendido es que la música celta no es un romanticismo, existe y lleva reinventándose desde hace miles de años.

-En su libro describe España como un territorio dominado por la música celta y el flamenco.

-Se llama la 'diagonal imaginaria' y describe una línea que parte de la Andalucía atlántica, sube por Madrid y llega a los Pirineos. Hacia el norte, es el mundo de la gaita, hacia el sur, de la guitarra. Cuando se lo cuentas a un arqueólogo te dice que ya estaba ahí: era el mundo de las lenguas celtas y el de las íberas. España es el encuentro de esas dos sensibilidades.

-¿Vive la gaita su mejor momento?

-Está viviendo el mismo proceso de respeto que vivió la guitarra flamenca. Cuando Paco de Lucía grabó el 'Concierto de Aranjuez' se montó una gorda. La guitarra hace nada se consideraba un instrumento de bajo nivel. Con la gaita está sucediendo exactamente lo mismo. En los últimos años hemos tocado con orquestas sinfónicas, se ha avanzado muchísimo.

-¿Apuesta Asturias por lo celta?

-Lo que más me fascina de Asturias es cómo lucha, hablando de la gaita y del celtismo. Veo a Galicia muy despistada, ha sido una gran heredera de una generación maravillosa del siglo XIX, pero a día de hoy no se lo está trabajando. Es más, lo desprecia. Galicia celebra hoy festivales del Camino de Santiago con rock. Asturias está siendo más fiel con lo celta, noto pasión, energía. Creo que es el momento perfecto para hacer una reconquista desde Asturias al resto de España. Hay que volver a reconquistar todo este mundo musical celta.