Escalar es cosa de todos

Jose Romero Ecija, guía, enseña a un niño a escalar por una pared. :: ESCALADAENASTURIAS.ES/
Jose Romero Ecija, guía, enseña a un niño a escalar por una pared. :: ESCALADAENASTURIAS.ES

Asturias cuenta con más de 3.000 vías para practicar este deporte al aire libre, así como con numerosos rocódromos, una actividad que se puede hacer en familia

JOSÉ LUIS GONZÁLEZ

En los años sesenta del siglo pasado un grupo de asturianos amantes de la montaña se propuso un reto: superada la ascensión a los principales picos de la región, tocaba ponerle un poco más de dificultad y hacerlo por la parte más complicada. Fue el nacimiento de la escalada en Asturias, una actividad que en las últimas décadas ha sufrido una importante transformación convirtiéndose en un deporte accesible a todos los públicos que permite un contacto diferente con la naturaleza.

Asturias es una región privilegiada para la práctica de la escalada deportiva, la que se realiza en vías ya equipadas con anclajes a los que asegurar la cuerda. Se estima que en la región existen cerca de 4.000 de estos recorridos con diferentes grados de dificultad, algunos de ellos accesibles incluso a niños con poca o ninguna experiencia. Y si hay un lugar que los profesionales recomiendan para la iniciación ese es la Escuela de Quirós. «Fue el primer sitio en el que se empezó a practicar la escalada en Asturias, en la aldea de El Llano (Quirós) comenzó todo», afirma José Romero Écija, técnico deportivo de Escadala en Roca, que oferta actividades relacionadas con este deporte desde el refugio de esta misma aldea.

La Escuela de Quirós no es un centro de formación sino una zona que reúne un buen número de vías aptas tanto para principiantes como para expertos. El hecho de que se pueda acceder a ella tras caminar quince minutos, que cuente con sombra, con zonas con poco desnivel y con vías aptas para niños la convierten en la zona más utilizada de la región. «En el sector Escamellado hay cinco o seis vías que tienen los anclajes a distancias de más o menos un metro, lo que permite a los niños subirlas», explica Bernardo Wensell, guía de Alta Montaña que se encarga de las actividades de exterior de la empresa Gravity, que cuenta con un centro de escalada bajo techo en Avilés.

Más información

Este deporte se ha convertido en una opción de ocio activo para las familias. El hecho de contar con vías accesibles permite que personas con pocos o nulos conocimientos puedan practicarlo sin asumir riesgos. Ropa cómoda, zapatillas de montaña y ganas de escalar son los únicos requisitos. «Nosotros ofertamos el bautismo de escalada, para el que no hace falta saber anda. Es una actividad lúdica que se hace en un día. La edad mínima recomendada es de ocho años. Si eres capaz de subir por unas escalera a un segundo piso, puedes hacer esta actividad», señala José Romero Écija.

El procedimiento es sencillo. La empresa pone las cuerdas, arneses y cascos y enseña los rudimentos básicos a los participantes. «La cuerda se coloca en polea, es decir, nuestro guía hace la vía y deja la cuerda pasada por el último anclaje. El usuario se engancha a esa cuerda y solo tiene que subir. De esa forma, no hay recorrido para caída, más allá de la elasticidad de la cuerda», afirma Juan Carlos Blanco, director de Gravity. Incluso, en caso de que un usuario se quede bloqueado en una zona de la vía está la posibilidad de que el guía suba a ayudarle.

El bautismo en roca no es la única forma de acercarse a este deporte. En Asturias se han creado numerosos rocódromos, tanto públicos como privados, estructuras artificiales a cubierto equipadas con presas que permiten la práctica de este deporte. En ellos se pueden adquirir los conocimientos básicos o perfeccionar la técnica. De ahí a la roca, solo hay un paso. «La escalada sigue siendo un deporte minoritario. Las instalaciones en ciudades sirven ayudan a que el usuario se acerque más», afirma José Romero Écija, quien destaca que «en Francia este deporte forma parte de la asignatura de Educación Física».

Algunas opciones

Aire libre

Escalada en Asturias. Esta empresa con base en el refugio de El Llano (Quirós) oferta bautismos de escalada, cursos y salidas a la carta por toda Asturias. Teléfono: 696 596 673

Climbwo: Ubicada en Arriondas, oferta cursos de escalada y salidas personalizadas, además de todos tipo de actividades de montaña. Teléfono: 658 881 947

Naturtrek: organizan cursos de iniciación a la escalada que desarrollan en la Escuela de Quiros. Teléfono: 948 290 353

Bajo techo

Gravity: centro de escalada en Avilés (Travesía del Yunque, 6) que también oferta cursos y salidas.Teléfono: 658 761 156

Boulder Up: escalada sin cuerda en este espacio de Gijón (calle Alexander Graham Bell 245, polígono de Roces). Teléfono: 984 393 806

Espacios públicos: numerosas localidades asturianas cuentan con rocódromos públicos.

La práctica a cubierto permite evitar las inclemencias del tiempo, mientras que la escalada en roca acerca al usuario a la naturaleza. Y son varias las zonas en las que introducirse en este deporte, más allá de la Escuela de Quirós. «En Otura (Morcín) hay varias vías que son aptas para niños», explica Bernardo Wensell. Su compañero Juan Carlos Blanco añade «La Manzaneda y en Monsacro», en el entorno de Oviedo, como posibles puntos para los que quieran probar este deporte.

Dado el primer, las opciones son ilimitadas. Las vías de escalada cuentan con un rango de dificultad que comienza en el III y se prolonga hasta el 9. Vías repartidas por toda la región que ponen a prueba los conocimientos, la concentración y las fuerzas de quienes se aventuran en este deporte. Aunque, para dar los primeros es mejor comenzar por las de menor dificultad. No obstante, no son pocos los que se acercan a Asturias para disfrutar de este deporte y contratan los servicios de empresas para que les organicen salidas a zonas de escalada con dificultades específicas. «Hace poco tuvimos a dos británicos que venían a hacer tres días de surf y cuatro de escalada. Les llevamos a cuatro puntos diferentes», explica José romero Écija sobre un deporte que ha convertido en su medio de vida. «Me gano la vida con los que me gusta», sostiene.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos