«Respetando otras etapas, esta es la mejor formación de Avalanch»

«Respetando otras etapas, esta es la mejor formación de Avalanch»
El guitarrista de Avalanch Alberto Rionda. / EFE

El carismático guitarrista asturiano que vuelve a refundar la banda de heavy metal anuncia un nuevo disco que llegará después del verano

ALBERTO PIQUERO

Antes de que arranque la gira que Avalanch iniciará el próximo fin de semana en la Sala Estilo (Oviedo), el alma del grupo y único integrante que se mantiene en ella desde que se fundara la legendaria banda de heavy metal en 1993, el guitarrista Alberto Rionda (Oviedo, 1972), acudirá hoy a la Fnac de Siero junto al cantante de la nueva formación, Israel Ramos (procedente de Alquimia), para firmar ejemplares del DVD que acaban de poner en circulación. Se trata de una grabación del grupo en La Riviera madrileña. Ofrecerán un anticipo en acústico del 'tour' al que han titulado 'Hacia la luz'.

-Avalanch ha vuelto después de abandonar en 2012, cuando estaban en la crestra de la ola. Acababan de dar un concierto en México con Scorpions. ¿Por qué se fueron?

-Aunque hicimos un comunicado aséptico y políticamente correcto, la verdad es que la situación interna era insostenible por las tensiones personales y por la logística. Y en esas condiciones no era posible continuar divirtiéndose con la música.

-Desde sus orígenes, han pasado por Avalanch diecisiete integrantes, más los actuales. ¿El rock se lleva mal con la estabilidad?

-Hay un falso documental de la BBC, muy popular, en el que una banda presume de haber tenido a más de cincuenta miembros. Aquí mismo, en Asturias, aunque no daré nombres, hay ejemplos semejantes. Nosotros no lo llevamos mal (ríe). La verdad es que yo he entendido siempre Avalanch como mi proyecto musical y profesional, mientras que ha habido compañeros que tenían sus profesiones al margen.

-¿Qué supone esta nueva etapa?

-Poner toda la carne en el asador. Con todo el respeto a las etapas anteriores, esta es la mejor formación de la historia de Avalanch (Alberto Rionda y Jorge Salán, guitarras; Israel Ramos en la voz; Manuel Ramil a los teclados, Magnus Rosen en el bajo y Mike Terrana en la batería). Son músicos de enorme prestigio internacional que te hacen muy fáciles las cosas.

-La reaparición también conmemora los tres lustros de 'El Ángel Caído'. ¿Qué significó entonces ese disco?

-Habría que recordar que todavía se vendían discos. Se convirtió en un clásico del metal en castellano. Fue disco de oro y hoy deben tenerlo en su casa más de ochenta mil personas.

-Lo han vuelto a grabar. ¿Suena distinto?

-Los músicos actuales han incorporado su visión. Pero la singularidad es que acudimos al 'crowdfunding' para editarlo. Queríamos medir la temperatura del apoyo de los fans, antiguos y nuevos, y la respuesta ha sido de un ciento ochenta por ciento. Comprobamos que había ganas de Avalanch.

-¿Y eso favorecerá que haya nuevo disco con temas inéditos?

-Ya estoy componiendo en mi estudio las canciones.

-¿Nos puede adelantar algo de lo que lleva hecho y cuándo verá la luz?

-El cuándo me gustaría saberlo a mí también. Puedo decir que será antes de que acabe el año. Y se trata de un disco conceptual, en torno a una historia, en el que cada canción se corresponde al capítulo de un relato. Es ambicioso.

-¿Recuerda todavía cuando estudiaba guitarra clásica en Llanera?

-Por supuesto. Y lo mucho que aprendí. Hubo un momento en el que me convertí en un 'friki' de la guitarra, le dedicaba doce horas diarias. Acabé sustituyendo a mi profesor en la escuela. Fue cuando decidí que no sería ingeniero de minas, para lo que me faltaban tres asignaturas.

-¿Le gustan otras músicas, aparte del 'metal'?

-Sorprendería; pero,bueno, muchas... Mike Oldfield, Mark Knopfler, U2, Police... Y no pierdo la curiosidad.

 

Fotos

Vídeos