Finde

Rincones para el arte

El festival Rincones y Recovecos, en la plaza de la Laboral. /Damián Arienzqa
El festival Rincones y Recovecos, en la plaza de la Laboral. / Damián Arienzqa

La Laboral alberga hasta mañana la segunda edición del festival Rincones y Recovecos, con propuestas de títeres, circo o 'clowns' en diferentes localizaciones de la Laboral

M. F. Antuña
M. F. ANTUÑAGijón

El teatro y las artes escénicas son puro ejercicio de libertad e imaginación. Y para ellos cualquier escenario es bueno. Cada vez es más común que las historias se cuenten en lugares distintos, de maneras diferentes y ante un público que no necesariamente ha de estar sentado. El festival Rincones y Recovecos, que por segundo año consecutivo llega Gijón este fin de semana, hace de esa apuesta por romper moldes bandera y programa en esta edición el trabajo de once compañías que ofrecen al público doce espectáculos. «La sensación con la que nos quedamos el año pasado era la de estar en un espacio en el que los niños son libres, donde están sueltos, donde las familias se cruzan», relata Carmela Romero, una de las organizadoras de esta cita con las artes escénicas que desde ayer y hasta mañana no dará tregua a la imaginación.

La plaza de la Laboral será ese punto de cruce, de encuentro, donde habrá un par de food trucks y una terracita, y donde será posible escuchar la música de jazz de la banda gijonesa Día D Jazz o el ir y venir de los integrantes de Higiénico Papel Teatro con 'A diestro y siniestro'. Luego, a partir de ahí, los patios corintios y barroco, el de la ESAD, el paraninfo, el espacio que hay entre la iglesia y la Escuela de Arte Dramático, la sala de pinturas... todos los lugares son válidos para acoger propuestas dispares.

Pero vamos por partes. Ayer tuvo lugar la inauguración con el espectáculo de Cal y Canto Teatro 'A-ta-ka!', en el que el protagonismo lo tuvieron unas cometas voladoras y teatrales. Desde Castilla y León llegó esta propuesta que transformó el aire con la magia de estos elementos. Hoy y mañana se repetirán el grueso de los espectáculos, para los que hay tres tipos de abonos (de 5 a 50 euros): familiar, mini (para niños de seis meses a cinco años) y normal. Pero, quede claro, el contar con un abono no garantiza poder ver todos los shows, algunos de ellos de aforo tan pequeño como una persona y sujetos por tanto a las condiciones de cada momento.

La compañía Cal y Canto sacó ayer a volar sus cometas en 'A-ta-ka!'.
La compañía Cal y Canto sacó ayer a volar sus cometas en 'A-ta-ka!'. / Damián Arienza

Hoy viernes el telón se alza a las cinco y media con uno de los conciertos de jazz, a cargo de un cuarteto -Día D Jazz-, que (no hace falta abono) en medio de la plaza ofrecerá sesiones a las cinco y media y a las siete ymedia. Pondrán la banda sonora a un festival que este año cuenta con La Máquina, de Héctor Sansegundo, que desde Castilla y León inundará la Laboral con magia cómica a bordo de una furgoneta. «Es una máquina de la revolución industrial, el público entrará dentro y hasta ahí se puede contar». Ofrecerá varios pases de veinte minutos hoy y mañana.

La suya no será la única caravana. Estará también la Petite Caravane que, en esta ocasión, dará la bienvenida a un espectáculo de Tras la Puerta Títeres que lleva por título 'Secreto de familia'. «Tendremos a un botones recibiéndonos fuera de la caravana y lo que pasa dentro tampoco se puede contar», anota Carmela Romero.

Hay un par de estrenos programados en Rincones y Recovecos. Hoy, a las cinco y media de la tarde y a las siete, dentro de la iglesia, Teatro del Cuervo saca a escena en 'Un rincón de la galaxia', una versión de un montaje anterior titulado 'En un lugar de la galaxia'. «Siempre habían tenido en mente retomar este espectáculo y ahora lo hacen con la colaboración de Luis Vigil, que les ha ayudado a introducir técnicas de teatro de objetos, y con Alejandro Hidalgo y Ángela Tomé en el reparto», revela Romero.

Hoy y mañana el Circo-Lo se atreve con espectáculos individuales, con funciones privadas que se han de ver a través de un agujerito durante cinco minutos. Son títeres lo que está detrás propiciando ese mágico circo.

Dentro de la iglesia estará Pepe Viyuela con 'Encerrona', hoy y mañana a las nueve de la noche. «Es su espectáculo de toda vida, él, con sus sillas, su escalera, una percha y una guitarra, es 'clown'». Al show se accede con el abono, pero es necesario reservar plaza una vez que se recojan las pulseras en la tienda de la Laboral.

Desde Galicia viene también un show que juega con varias técnicas. Sempre Arriba, compañía gallega, une acrobacias aéreas con 'clown' en su particular 'Oda al amor', que se verá en el patio de la ESAD.

El show más convencional, con sus butacas perfectamente ordenadas, será el que ofrece la compañía navarra Tdiferencia, que lleva por título 'Con fajas y a lo loco'. Son 45 minutos en los que se traslada al público a un 'after hour', donde una adolescente y su madre se reencuentran.

Los bebés tienen su hueco en Rincones y Recovecos, que incluye un abono mini que propicia pases especiales para los que aún no han cumplido los cinco añitos, como el 'Pinxit', de Baychimo Teatro, que trabaja la técnica de objetos con el audiovisual, utiliza la música electrónica y pinturas proyectadas sobre las que los niños gatean para interactuar con imágenes y sonidos.

Pero hay más: un 'Rincón de la galaxia', por ejemplo, también está dirigido a los más peques.

Más información