Zante, la icónica y fascinante isla griega del Jónico

Zante, la icónica y fascinante isla griega del Jónico

Entre su reconocida belleza natural alberga una de las playas más bonitas del mundo, la del Navagio, encajada entre acantilados

ÁLVARO ROMERO

Las Islas Griegas son la mayor referencia turística de Grecia en periodo estival y uno de los destinos más demandado del Mediterráneo, hasta allí llegan cada verano miles de visitantes de todo el mundo en busca de conocer su peculiar arquitectura, descubrir la cultura de los pueblos autóctonos, degustar la deliciosa gastronomía local o perderse entre sus bellos parajes naturales repletos de paradisiacas playas.

El archipiélago de las Cicladas es sin duda el más conocido, pues allí se ubican las conocidas islas de Santorini y Mikonos, sobre el Egeo, mar que alberga más de 5.000 islas de las cuales apenas 100 de ellas están habitadas. Sus aguas las recorren con frecuencia los cruceros de las navieras más reputadas.

Entre Italia y Grecia, junto a la costa del país heleno se levantan las Islas Jónicas, sobre el mar homónimo. Diferentes pedazos de tierra entre los que destacan Corfú, Ítaca, Paxos o Zante, siendo esta última una de las más bellas.

Recorriendo Zante

Zante representa toda la esencia jónica de Grecia en sus 400 kilómetros cuadrados de territorio. Allí se intercalan zonas montañosas con otras de verdes llanuras y poderosos acantilados con calas de arena blanca y aguas turquesas. El mar y sus costas son los principales atractivos de la región, pues cuenta con algo más de 120 kilómetros de litoral.

La vida en Zante es tranquila y aún se conservan tradiciones en los pequeños pueblos y aldeas que salpican la isla. Mientras, en los núcleos urbanos más turísticos se divisa el movimiento del turismo y la variedad cultural y cosmopolita que aportan los visitantes que llegan con ganas de disfrutar del sol, las playas y los restos históricos que aún se conservan.

Diferentes leyendas mitológicas forman parte de la cultura de una isla que ofrece clima mediterráneo. Condiciones meteorológicas que favorecen el desarrollo de cítricos, uva y olivos, de los cuales se extrae un excelente aceite de oliva, producto que, al igual que en países como Italia o España, no puede faltar en su gastronomía.

Arquitectura tradicional

Al este de la isla se ubica Zakinthos, la ciudad más grande y poblada, además de puerto de referencia. El resto de núcleos urbanos lo forman pequeñas poblaciones que conservan todo el encanto de antaño, tradiciones, costumbre y, por supuesto, la arquitectura tradicional. Casas encaladas pintadas de blanco con detalles azules que se integran a la perfección con el carácter mediterráneo del país. Iglesias, monasterios y campanarios asoman por encima de los tejados siguiendo la misma línea estética.

Todos los azules del mundo

Entre playas e impresionantes acantilados discurre este bello litoral griego, sin duda la atracción turística más importante de la isla. Arenas doradas y blancas que maridan a la perfección con aguas cristalinas, pequeñas calas que se hacen hueco entre paredes de roca y pueblecitos marineros que enamoran por su encanto y también por su gastronomía.

Mención especial merece la playa de Navagio (Naufragio), una maravilla de la naturaleza en forma de cala enclavada entre monumentales acantilados de piedra caliza. Regala una preciosa paleta de colores azules con multitud de tonalidades, un rincón presidido por el casco oxidado de un barco que naufragó en la década de los 80 y la deriva le condujo hasta allí. Ahora, reposando en la arena, es protagonista, decorando y dando nombre a una de las playas más bonitas del mundo.

Merece la pena destacar también otras playas de bella factura como son la de Xingia, Laganas, Alykanas y Tsilivi. Además de las Blue Caves, unas cuevas situadas al norte de la isla convertidas en uno de sus recursos turísticos más importantes. Todo un espectáculo de la naturaleza que se puede visitar en barco con cualquiera de las excursiones organizadas desde los núcleos urbanos más cercanos. Un recorrido entre arcos de piedra labrados a capricho por la erosión del mar que asoman sobre las mágicas aguas turquesas que bañan la zona.

Caretta Caretta

Así se conocen las famosas tortugas de la isla, una especie de tortuga boba en peligro de extinción que se encuentra, sobre todo, en la Bahía de Laganas. Zante es de los pocos lugares en el Mediterráneo que tiene el honor de dar hogar a este peculiar animal. De caparazón duro, su peso en ejemplares adultos puede oscilar entre los 80 y 160 kilos. Se caracterizan por sus grandes cabezas y picos más gruesos de lo normal para tratarse de tortugas marinas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos