1013 personas murieron en las carreteras secundarias en 2017

La distracción, la velocidad y el consumo de alcohol y drogas están detrás de la mayoría de estos accidentes. El accidente mortal más frecuente es la salida de vía con solo un vehículo implicado, que supuso 367 fallecimientos. La velocidad excesiva o inadecuada fue señalada como un factor concurrente en la mitad de estos casos; la distracción, en uno de cada tres. Cabe destacar también que un 47% de los conductores implicados presentaban consumo de alcohol y/o drogas ilegales. Las colisiones frontales supusieron 285 fallecidos. Siete de cada diez casos se debieron a la invasión del carril de sentido contrario por parte de uno de los conductores, mientras que en uno de cada diez intervino un adelantamiento antirreglamentario. Los factores concurrentes más importantes fueron el alcohol y/o drogas ilegales (42% de los casos), la distracción (36%), el cansancio o sueño (22%) y la velocidad inadecuada (19%). Las colisiones frontolaterales, típicas de intersecciones, causaron 149 fallecidos. El incumplimiento de las señales y normas de prioridad es señalado como factor en un 44% de los casos, mientras que la distracción y la velocidad inadecuada intervienen cada una en un 32%. En función del tipo de vehículo, de las 1.013 personas fallecidas en carreteras convencionales, 567 viajaban en turismos, 189 en motocicletas, 64 en furgonetas y 48 en bicicletas. Finalmente, 54 peatones fallecieron como consecuencia de atropellos. El 52% de ellos (28) tuvo lugar de noche.