Díez: «Si no fuera porque en Euskadi nos mataban, lo de Cataluña es peor»

Díez: «Si no fuera porque en Euskadi nos mataban, lo de Cataluña es peor»

La líder de UPyD acusó en Gijón al PSC de poner «el último o el penúltimo clavo al ataúd del PSOE» con su apoyo a la Ley de Consultas aprobada el viernes en el Parlament

AIDA COLLADOgijón

La líder de UPyD, Rosa Díez, cargó ayer sin piedad desde Gijón contra el Gobierno catalán y contra aquellos, incluido el PSC, que apoyaron la ley de consultas no refrendarias aprobada el viernes en el Parlament. Responsabilizó a todos los que votaron a favor, pero se mostró especialmente dura con Artur Mas, por su «trilerismo y filibusterismo político». Le acusó de impulsar la norma con el objetivo de utilizarla para la celebración del referéndum independentista -a pesar de que se contradice con su propio nombre-, pero también de una enorme «irresponsabilidad política» por no publicarla en el boletín oficial «con la intención de generar incertidumbre, como si la democracia fuera un juego».

También criticó la actitud de los socialistas catalanes, «que pueden estar algo perdidos» pero «no tanto para no saber» el último fin de la ley. «El PSC ha puesto con esta decisión el último o el penúltimo clavo del ataúd del PSOE», sentenció. Arremetió contra su argumento de que la ley es únicamente para la realización de consultas populares no refrendarias: «Soberana tontería. Como si fueran los únicos de España que no saben para qué se ha aprobado». En este sentido, preguntó: «Por qué no se tienen un poquito de respeto a ellos mismos o a sus madres?».

En la misma línea, lanzó un aviso con varios destinatarios: «Quiero decirle a Artur Mas, a los secesionistas y a los socialistas que se hacen los despistados que pierdan toda esperanza, porque por encima de los filibusteros políticos está el Estado de Derecho, que va a triunfar». Así, adelantó que «se publique cuando se publique la ley, la impugnaremos» para que no salga adelante.

Profundizó más en el problema de los nacionalismos y aseguró que, aunque son situaciones distintas, «si no fuera porque en Euskadi nos mataban, lo de Cataluña es peor». Se refería a que con el nacionalismo «violento» del País Vasco «teníamos lo peor, pero la sociedad también dio lo mejor de sí». Sin embargo, contrapuso, «en Cataluña todo parecía tan normalito, tan europeo, que ha ido germinando». La sociedad «ha ido aceptando ese discurso en el que el nacionalismo parece lo moderno, lo 'progre'» hasta que finalmente «se ha visto lo peligroso que es».

Rosa Díez hizo todas estas declaraciones antes de clausurar las jornadas 'Piensa un país' organizadas por UPyD en Asturias y celebradas en la Laboral de Gijón. Allí, se felicitó de haber incluido en la agenda política del país la regeneración democrática, «cuando nadie hablaba de ella». Al igual que la regeneración democrática, porque UPyD, insistió, «fue el primer partido en hablar de refundar el Estado y de cambiar la Constitución». Aunque esos cambios, puntualizó, no pueden estar más alejados de lo que el PSOE llama «federalismo asimétrico, que es una contracción en sí mismo. El federalismo es igualdad». De este modo, defendió modificar la Carta Magna «no para encajar todos los territorios, que ya están encajados, sino para encajar a todos los ciudadanos».

No podía poner punto y final al debate sin ser preguntada por la posibilidad de un pacto con Ciudadanos, pero pasó de puntillas por la polémica interna suscitada las pasadas semanas en el partido. «Hemos aprobado unas normas en relación a posibles alianzas y pactos electorales y, hasta ahora, el único partido que ha mostrado interés en este marco ha sido Ciudadanos». Dicho lo cual, zanjó, «el respeto mutuo nos debe llevar a reunirnos y hablar». Punto. Para ello, se celebrará un encuentro este martes.