Villa tiene a su nombre 11 propiedades, entre pisos, locales y plazas de garaje

Villa tiene a su nombre 11 propiedades, entre pisos, locales y plazas de garaje

Situados en Oviedo, La Felguera y Tuilla, la mayoría son de titularidad compartida y no dan pistas sobre la fortuna oculta de 1,4 millones

AIDA COLLADO GIJÓN.

Nada que hubiese podido hacer sospechar sobre la existencia de una fortuna oculta de 1,4 millones. El que fuera líder del sindicalismo minero en Asturias durante casi cuatro décadas suma a su nombre un total de 11 propiedades en las localidades de Oviedo, La Felguera y Tuilla, entre pisos, plazas de garaje y locales diversos. Una cifra compuesta en su mayor parte por inmuebles de titularidad compartida con su esposa y sus hermanos. Analizados en detalle los bienes contabilizados en el Registro de la Propiedad, nada parece indicar que el exsecretario general del SOMA viviese, al menos en lo que a ladrillo se refiere, muy por encima de sus posibilidades.

Villa comparte con su mujer el piso de la calle Pravia, en Oviedo, en el que se encuentra encerrado sin hacer declaraciones desde que se supo que se había acogido a la amnistía fiscal para regularizar 1,4 millones de euros. Una cantidad excesiva, para lo que a juicio de Hacienda podría haber ganado con su actividad laboral, política y sindical el que fuera secretario general del SOMA, y diputado y senador socialista, además de miembro del consejo de administración de Hunosa. Por esa razón, para aclarar el origen del dinero, alertó a la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada, que abrió una investigación el pasado mes de enero. Villa ha querido resguardarse de la opinión pública en el ático ovetense de 104,62 metros cuadrados construidos y 93,75 útiles, del que le corresponde un 75% de la titularidad. El 25% restante está a nombre de su esposa. Lo mismo ocurre con una plaza de garaje y un trastero del mismo edificio.

Además, Villa tiene otro piso de 89,22 metros en La Felguera, del que es el único dueño. Como también lo es de una plaza de garaje en la misma dirección.

El resto de los bienes a su nombre son compartidos. A cada uno de los hermanos Fernández Villa le corresponde un 20% de las siete propiedades registradas a nombre de la familia en Tuilla. Y, en su caso, hay que sumar el 10% adicional que José Ángel comparte con su esposa. El 10% restante está a nombre de otro de sus hermanos y de la mujer de éste. Villa sumaría así un 25% del local comercial de 89,3 metros cuadrados que posee la familia, de un local de 22 metros cuadrados destinado a garaje y de un local sin distribuir de 91,2 metros. El mismo porcentaje que posee de las viviendas que también comparte con sus hermanos, su mujer y una cuñada: un dúplex de 105 metros cuadrados, un piso sin distribuir de 38 metros cuadrados y otro algo mayor, de 47 metros cuadrados. Unas propiedades inmobiliarias que, por sí solas, nunca habrían servido para sembrar dudas sobre su figura.