Educación plantea anular contratos de 'catering' con una empresa propiedad de un diputado de Foro

A la izquierda de la imagen, el diputado José Antonio Martínez, propietario de la empresa Cook Gastronomía Integral, quien compareció ayer tras la directiva de Foro, junto a Pelayo Roces, el presidente Francisco Álvarez-Cascos y Rafael Felgueroso. /
A la izquierda de la imagen, el diputado José Antonio Martínez, propietario de la empresa Cook Gastronomía Integral, quien compareció ayer tras la directiva de Foro, junto a Pelayo Roces, el presidente Francisco Álvarez-Cascos y Rafael Felgueroso.

La consejería, según comunicó a la dirección y a los padres de dos colegios de Oviedo, ve incompatibilidad en la adjudicación del servicio a Cook, cuyo dueño es José Antonio Martínez

SUSANA NEIRA OVIEDO.

La Consejería de Educación plantea anular contratos de suministro alimenticio a colegios públicos con la empresa Cook Gastronomía Integral, propiedad del diputado del Grupo Parlamentario de Foro José Antonio Martínez Fernández. La causa esgrimida es la posibilidad de incurrir en supuestas incompatibilidades al cubrir con sociedades vinculadas a cargos políticos servicios de la Administración regional, según las conclusiones que han llevado a plantear tal decisión.

El Gobierno autonómico comunicó la intención de rescindir el contrato a la sociedad, a la dirección y las asociaciones de madres y padres de los colegios públicos ovetenses La Gesta I y II esta semana. Esa contratación se firmó en 2012 por un periodo de cuatro años, por lo que no vencería hasta 2016. Sin embargo, el recelo del Principado tras destaparse casos de presuntas incompatibilidades le llevan a intentar anular dicha adjudicación. Como muy tarde, con fecha de mediados de junio, para evitar perjuicios añadidos a la comunidad escolar. Una segunda posibilidad planteada, adelantándose al final de próximo curso, es el 28 de febrero de 2015. Esto obligaría a resolver al contrato, algo con lo que Cook no estará de acuerdo y, en plena actividad escolar, contratar a otras empresas y subrogar el personal encargado del servicio en ambos centros.

Se revocaría así la adjudicación de un concurso público firmado por la propia consejera de Educación, Ana González, el 29 de agosto de 2012. Entre las seis empresas presentadas a la licitación, Cook recibió la mejor puntuación de la Mesa de Contratación. El servicio, que incluye la vigilancia de las instalaciones durante el turno de comida de los escolares, se cerró con un canon de 20.000 euros y un precio de 3,82 euros por comensal y día, el más barato de los presentados.

El departamento regional adopta ahora esta decisión en medio del debate abierto sobre el conflicto de intereses entre lo público y lo privado. El lunes, Esther Díaz dimitió como consejera de Bienestar Social tras hacerse pública su participación en la empresa Davelco, de la que posee el 19,8% del accionariado, y que ha colaborado en distintas obras contratadas por administraciones públicas.

La noticia le valió fuertes críticas de la oposición en la Junta General del Principado, entre ellas, de Foro. Ahora, su diputado Martínez Fernández se enfrenta a este cuestionamiento por parte de la Consejería de Educación.

Diferencias políticas

Estas diferencias políticas pueden dejar sin servicio a más de medio millar de escolares de ambos colegios. Las asociaciones de madres y padres valoran, por tanto, emprender acciones tanto contra el Principado, «culpable de una contratación nula desde el principio», como contra la adjudicataria. Además, reclamarán más información sobre lo sucedido y sobre las razones de la decisión, en plena vigencia del contrato.

Cook, una empresa con más de dos décadas de experiencia, suministra a colegios públicos y concertados de varios concejos de Asturias. En Oviedo, el Ayuntamiento le adjudicó el servicio para ofrecer los menús a más de 2.500 escolares de 18 centros públicos. Ambos renovaron el contrato en 2012, tras imponerse Cook a otras dos empresas, al ofertar precios más beneficiosos que los anteriores y mejoras en el servicio de cuidadores y su formación. La vinculación permanecerá vigente hasta 2017.

Desde esta última firma, el Ayuntamiento de Oviedo ha tenido algún encontronazo con la empresa. Tras varias reuniones se solventaron las diferencias surgidas tras algunas quejas por parte del Consistorio.

Cook también asumió de forma provisional el contrato de comedor escolar en ocho colegios de Primaria de Siero el pasado agosto, hasta cerrar el nuevo convenio de colaboración entre Consejería de Educación y el Consistorio sierense.