El Comercio

Ana González rechaza que exista "un complot" contra el diputado de Foro

  • "Tendría que ser muy preclara para haber sabido en septiembre que se iba a producir un ataque a la consejera de bienestar social"

La consejera de Educación, Ana González, ha asegurado hoy que, pese a que haya gente "a la que le gustan el complot y esas cosas", la decisión de abrir un expediente sobre la adjudicación de un contrato de gestión de comedores escolares a una empresa propiedad de un diputado de Foro se adoptó en septiembre.

"Tendría que ser muy preclara para haber sabido en septiembre que se iba a producir un ataque a la consejera de bienestar social", ha señalado la consejera respecto a quienes vinculan esta decisión de su departamento a una "venganza" por la dimisión de Esther Díaz tras conocerse su participación en una empresa que había realizado subcontratas para empresas que trabajaban para la administración.

En declaraciones a los periodistas, la titular de Educación ha señalado que el expediente, aún no cerrado por lo que de momento no se ha decidido la posible rescisión del contrato, se abrió en septiembre cuando la Consejería de Bienestar Social trasladó a su departamento un informe del Ministerio de Hacienda que advertía de la existencia de un posible caso de incompatibilidad.

Así, ha incidido en que el caso de Díaz y el del diputado de Foro, José Antonio Martínez, "no se pueden unir de ninguna manera" y en que su Consejería no puede "obviar lo que dice la legislación" y debe atender a la junta de contratación y al Ministerio de Hacienda, además de escuchar a sus servicios técnicos y cumplir con la legislación vigente.

Según la consejera, desde el pasado mes de septiembre el expediente siguió su curso, aunque su tramitación se ralentizó por una baja médica de la secretaría general técnica de la Consejería, hasta que el pasado vieres este órgano dictó la resolución que determinaba la apertura del expediente.

González ha asegurado que, cuando adjudicó el contrato de los comedores de los colegios Gesta I y Gesta II, la Consejería no podía saber que la empresa era propiedad del parlamentario forista.

"La documentación no va con fotografía, no hay conocimiento expreso de esta circunstancia ya esa empresa se la trata como a cualquier otra", ha añadido antes de garantizar que Cook Gastronomía Integral seguirá prestando servicio a ambos colegios hasta que no finalice la tramitación del expediente y se adopte una decisión definitiva sobre la resolución o no del contrato.