«Hay que romper el clima general de liquidación de Asturias»

«Hay que romper el clima general de liquidación de Asturias»

Dani Ripa Candidato de Somos Asturies a la Secretaría General de Podemos

OCTAVIO VILLA

Es el candidato de Somos Asturies a la Secretaría General regional de Podemos y, hasta anoche, el único. De 33 años, licenciado en Psicología y en Ciencias del Trabajo, está elaborando una tesis doctoral sobre responsabilidad social corporativa. Y afrontando la constitución de la organización regional de un partido, Podemos, que ha vivido el crecimiento más explosivo de una formación política desde la transición.

Si las encuestas son creíbles, Podemos está a punto de pisar moqueta. ¿Podrá mantener el discurso del buenismo cuando de sus representantes dependa la gestión de fondos públicos?

en contexto

Decir que no hay riesgo de que exista corrupción sería no ser consciente, pero sí que se pueden buscar mecanismos para buscar las personas más honestas y controlarlas al máximo. Los códigos éticos tienen que ser lo primero que se apruebe en el partido, que exijan limitar los mandatos, que obliguen a firmar una carta de renuncia a los cargos electos por si son revocados y que establezcan mecanismos de transparencia total. Cuanto más controlados están los cargos, menos posibilidades hay de corrupción. Aparte, se necesitan reformas legales para aumentar los plazos de prescripción de los delitos, tener una Fiscalía verdaderamente independiente, para que no se favorezca la impunidad. Estamos en un Estado en el que se condena más fácilmente a los jueces que investigan a los corruptos que a los corruptos.

Llama la atención que no se presenten como Podemos a las municipales. ¿Se trata de no desgastar la marca?

Al contrario. Queremos presentarnos sólo en los lugares donde haya fuerza real para hacerlo. No queremos tener candidaturas en los municipios en los que la fuerza la dé la marca Podemos pero no la implicación real de la gente con apoyo social y vecinal. Por eso proponemos agrupaciones de electores con varios nombres, mayoritariamente Somos Asturies, con un proceso de recogida de firmas de los vecinos. Sin esa participación vecinal, no tiene sentido presentar una candidatura. Y entrar en un Ayuntamiento para tener uno o dos concejales no nos sirve de nada.

Vamos, que Podemos se presenta para gobernar. Y sin pactos.

Es complicado gobernar con gente de la que queremos investigar judicialmente cómo han gestionado el dinero público y, en su caso, llevarlos a los tribunales.

Nunca ningún partido ha gobernado en el Principado habiéndose presentado en tan pocos municipios (una treintena) a las elecciones locales. ¿Qué previsiones tienen de resultados municipales?

Yo no voy a permitir que se presenten candidaturas fantasma en municipios en los que contemos con poca gente y poco respaldo. En todo caso, creo que es realista pensar que podemos ganar en los principales Ayuntamientos de Asturias.

¿Cómo ha de ser el candidato a la Presidencia y los miembros de su lista por Podemos?

En un partido tradicional, serían los más fieles al partido. Nosotros pensamos que han de ser los mejores...

¿Técnicos, profesionales?

Sí, y también personas éticamente irreprochables y con experiencia de movilización y compromiso social. La marea negra, los trabajadores públicos, o gente que son trabajadores excepcionales. Tenemos a jóvenes preparadísimos que están excluidos de Asturias.

Se habla de Emilio León para optar a la Presidencia del Principado.

Lo tendrá que decir él. Mi opinión sobre él es excepcional. Su componente ético es intachable, y es una de las personas más interesantes en política que hay en Asturias. El paso que dé le toca a él decidirlo, pero creo que es una suerte que esté en Podemos, y esta organización no sería lo que es en Asturias sin él.

¿Y usted?

No toca ahora hablar sobre eso. Vamos paso a paso. Este año que comienza va a ser el momento de mayor politización, de mayor participación política de la historia de España. Y se van a sentar las bases para los próximos treinta años. No hay que pensarlo en términos de carrera política personal.

Iglesias y Merkel

¿Cómo se organiza una sociedad en la que Podemos gobierne España y Merkel, Alemania?

Bueno, hasta ahora todas las medidas que se han tomado han agrandado la crisis. Hay que cambiar la línea económica, con una reforma fiscal para que el que no paga pague. Necesitamos un Gobierno que tenga la capacidad de ir a negociar con Merkel dejándole claro que tiene que respetar nuestra salida de la crisis igual que se apoyó la recuperación de Alemania tras la guerra mundial. Si un Gobierno no tiene la voluntad política para hacer eso, no hay salida.

¿Y si Merkel no escucha al presidente Pablo Iglesias, Podemos estaría dispuesto a sacar el país de la UE?

No. Somos europeístas, y el proyecto de Europa no tiene sentido sin España, una de las principales economías del mundo. España no es Grecia. Lo que ocurre ahora es que Merkel prueba hasta dónde puede apretar a los españoles sin que se quejen.

¿Tienen que temer los inversores la llegada de Podemos?

En absoluto. Tienen que temer la espiral de cavar más hondo. Cuanto más se empobrezca la sociedad española, tanto más difícil es que les vaya a ellos bien. Por cierto, que paga más de impuestos un pequeño emprendedor que las empresas del Ibex-35, y eso es tremendo. Hay muchísima gente sufriendo la crisis, no sólo los trabajadores, sino buena parte del empresariado, y si no conseguimos romper la espiral de empobrecimiento, a ellos también les va a ir mal.

Los cien primeros días

¿Cuáles serían las primeras medidas de Podemos en el Principado?

Estamos aún elaborando el programa, con mucha gente implicada, tanto en el documento de nuestro proyecto Asturias 2030 como en la determinación de las medidas de los cien primeros días de gobierno. Lo primero que hay que hacer es un proceso amplio de auditoría, de en qué se han empleado los fondos públicos en Asturias, ver en qué nos hemos endeudado, cómo y por qué, con todo el dinero que ha entrado en Asturias, que si lo pusiéramos en línea en billetes de 50 euros, darían la vuelta al mundo. No nos valen paripés como el de la comisión Villa.

¿Qué habría que hacer con el carbón asturiano?

Estamos trabajando en ello. El carbón ha de tener su peso en la justa medida. El desmantelamiento, sin fondos mineros, habría sido peor y más traumático, como se comprobó en las zonas mineras de Inglaterra. Pero de 70.000 mineros se ha pasado a menos de 4.000 en toda Asturias. Creo que tiene que seguir habiendo minería del carbón en Asturias, y las grandes eléctricas lo mantienen entre las fuentes de producción. Si no hay alternativa, no se puede condenar a territorios a la desaparición. Hay que construir esas alternativas.

¿Qué le parece la actitud de Alcoa?

Lo que me parece es que los gobiernos no pueden someterse a chantajes de las empresas.

Pero, veamos. Si Podemos gobierna y una multinacional le amenaza con deslocalizarse ¿qué hará?

Por eso nos presentamos a las elecciones europeas, porque hay que darle una respuesta supranacional a los chantajes de las multinacionales. Asturias sola, o España sola, plantándole cara a una empresa como ArcelorMittal, lo tiene difícil. La Unión Europea tendría mucho más que hacer si no fuese rehén de los grandes lobbies internacionales. En el Parlamento Europeo hay más lobbistas que políticos.

¿Cuál es el futuro industrial de Asturias?

En Asturias no se ha hecho lo suficiente para reindustrializar con sentido. Si uno va a Silicon Valley, verá que alrededor hay cuatro de las mejores universidades del mundo, muy financiadas públicamente, que dan un contexto de innovaciónque genera multitud de empresas de última tecnología. Mientras tanto, aquí damos pasos erráticos, y se deja marchar al talento de la Universidad. Aquí nos estamos jugando el modelo de Asturias que queremos para 2030, y para ello hay que romper el clima general de liquidación de Asturias, que poco a poco se ha ido desmantelando de forma poco traumática, lo que ha sido la función de los gobiernos socialistas de los últimos treinta años, sin pensar en lo que queríamos hacer después. Javier Fernández sólo nos puede ofrecer la gestión de ese desmantelamiento, y el foco hay que ponerlo mucho más allá, viendo cómo vamos a construir algo para que los jóvenes vuelvan a Asturias a construir su proyecto vital.

¿Van a nacionalizar la banca?

(Entre risas) ¡Que entreguen las armas! Nosotros apostamos por la banca pública, que ya hubo...

...las cajas de ahorro, sí.

¡Bueno, el modelo de las cajas tenía lo peor de uno y otro lado! Eran chiringuitos para dar financiación a las empresas amigas. A la banca hay que apretarle las tuercas y exigir, sobre todo a las cajas privatizadas, un retorno por el dinero público que se les aportó.

¿Qué hacemos con el asturiano?

Es un patrimonio cultural de Asturias, pero también económico. Igual que a la gente le encanta venir a Asturias y ver gaiteros, le gusta que haya una lengua propia. Hay que garantizar que todos tengan derecho a expresarse en su lengua, sin que los castellanohablantes se vean obligados a usar el asturiano. Esto es diferente a como sería en Cataluña. Estamos planteando, y tendremos respuesta en su momento, cuál es la forma de articular los derechos lingüísticos.

¿Cómo se garantizan fondos para el salario social y la dependencia?

Lo del salario social es tremendo, que esté con dos años de retraso mientras la exconsejera de Bienestar Social se forraba con su empresa familiar en obras más que dudosas y cuestionables. Ahora sabemos cuáles eran sus prioridades. Es una vergüenza tener a gente al borde de la exclusión social durante dos años.

¿Se puede pagar el salario social?

Es una prioridad. El dinero hay que buscarlo donde esté. En qué se ha gastado y en qué se está yendo el dinero. No es extraño que la cuantía del rescate bancario coincida con la del recorte en Sanidad y Educación. Y en Asturias habrá que buscarlo también. Mientras tanto, Javier Fernández ha pasado de defender a los mineros en Mieres a construirse su segundo chalet en Somió. Eso simboliza bien las prioridades de los dirigentes socialistas en Asturias.

 

Fotos

Vídeos