Cifuentes: «Es una pena que Albert Rivera no esté en el PP»

Cifuentes, en un momento de la entrevista /
Cifuentes, en un momento de la entrevista

"No se puede pasar de ser comunista y trostkista a socialdemócrata en año y medio", ha dicho sobre Pablo Iglesias, de quien ha dicho "no fiarse"

AGENCIAS MADRID

La candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha reiterado este jueves su buena relación con el líder Ciudadanos, Albert Rivera, al que ha definido como un "gran político" y ha lamentado que no forme parte de las filas de su partido.

"Es una pena que no esté en PP", ha señalado la delegada del Gobierno en Madrid en una entrevista en 'El Hormiguero', de Antena 3, recogida por Europa Press. "Yo se lo he dicho pero no me hace caso", ha apostillado.

Para la candidata del PP a la Comunidad de Madrid, la formación liderada por Albert Rivera no es el problema de la pérdida de votos para su partido sino que "el PP tiene un espacio electoral y lo ha ido perdiendo".

"Más que mirar lo que hace Ciudadanos tenemos que mirar lo que hacemos nosotros y qué propuestas tenemos nosotros, cómo vamos a mejorar la calidad de vida (de los ciudadanos)", ha sostenido la todavía delegada de Gobierno en Madrid.

Sobre su partido, el PP, ha indicado que "nunca" ha tenido problemas. Ha explicado que empezó militando en Alianza Popular --su carné se lo firmó Jorge Verstrynge-- y que en el PP nunca se ha sentido un "bicho raro". "No somos una secta, afortunadamente", ha celebrado, destacando que en un partido político cuando se representa a muchos ciudadanos, "hay de todo".

"Somos un partido de centro derecha. Vamos desde la derecha hasta el centro. Imagínate qué horror que todos pensáramos lo mismo", ha indicado Cifuentes, quien ha considerado que la política en general "tiene cierta tendencia al pensamiento único" y eso, en su opinión, "hay que evitarlo".

Sobre la presidenta del PP y también candidata a la Alcaldía de la capital, Esperanza Aguirre, Cifuentes ha reconocido que son "muy diferentes" pero que se respetan, se conocen y se quieren. "Obviamente tenemos nuestras diferencias de criterios pero es mucho más lo que nos une que lo que nos separa", ha asegurado.

Entre bromas, ha negado que Aguirre quiera ser alcaldesa para aparcar donde quiera -tras su incidente con agentes de movilidad por aparcar su coche en un carril bus de la Gran Vía- y ha señalado que trabajará para que Madrid "sea una ciudad mejor cada día". "Es muy buena gestora", ha apostillado.

No se fía de Pablo Iglesias

También se ha referido al líder de Podemos, Pablo Iglesias, del que ha dicho que no se fía porque aunque cree que todos tienen derecho a evolucionar ideológicamente, considera que lo que ha hecho este partido en año y medio no es normal. "No se puede pasar de ser comunista y trostkista a socialdemócrata en año y medio", ha apuntado.

"Cuando han visto que Podemos se estaba convirtiendo en una fuerza con expectativas por el descontento de la gente, ellos han ido haciendo un travestismo político para parecer lo que no son o lo que no eran hace año y pico", ha señalado Cifuentes, quien ha añadido que aunque es "muy respetable ser comunista", no vale "que seas una cosa y decir otra".

En otro orden de cosas también se ha referido a la Gürtel y al último auto del juez Ruz al respecto. Cifuentes ha reconocido que lo que quiere "de una vez" es una sentencia "definitiva" porque llevan ya muchos años y uno "tiene la sensación de que los temas no se terminan nunca". "Quiero una sentencia y si se han llevado dinero que lo devuelvan", ha apuntado.

Aquí Cifuentes ha remarcado que no todos son iguales y que la "inmensa mayoría" de los políticos "es gente honrada" que están "por vocación de servicio público. "Y si hay unos sinvergüenzas que se lo han llevado que lo paguen", ha insistido, para añadir que frente a la corrupción, lo que hay que hacer es "actuar" e impedir que "vuelva a pasar".

Cifuentes también se ha referido a su accidente de moto, donde estuvo a punto de perder la vida hasta en tres ocasiones. La política ha desvelado que pensó que se moría y que "hubo un momento" que, de hecho, quiso morirse. "Estaba en paz conmigo misma y estaba preparada para marcharme", ha contado. Esto le sirvió, ha seguido contando, para ahora estar un poco más "zen" y no quiere olvidarse de lo que pasó: "No quiero perder la noción de que somos pequeños y que hay que vivir con intensidad", ha explicado Cifuentes.