El Congreso aprueba la concesión de la nacionalidad a los sefardíes de origen español

Rafael Catalá y varios parlamentarios posan junto a miembros de la comunidad judía española./
Rafael Catalá y varios parlamentarios posan junto a miembros de la comunidad judía española.

La medida, que supone una reparación histórica con este colectivo, suprime la necesidad de residencia y no exige la renuncia a la nacionalidad anterior

COLPISAmadrid

El Congreso de los Diputados ha aprobado hoy con un amplio apoyo parlamentario el Proyecto de Ley que concede la nacionalidad española a los sefardíes descendientes de los judíos expulsados de España en el siglo XV. La norma, que supone una reparación histórica con este colectivo, suprime la necesidad de residencia en España y no exige la renuncia a la nacionalidad anterior.

En el debate parlamentario el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha señalado que hoy concluye la tramitación de una ley que volverá a abrir la puerta para todos los descendientes de aquellos que fueron tan injustamente expulsados. Para Catalá esta norma dice mucho de lo que fuimos, de lo que somos y de lo que queremos seguir siendo, una España abierta, diversa y tolerante.

El titular de Justicia ha agradecido la presencia en el Congreso de los representantes de las comunidades judías y la participación de todos los grupos parlamentarios para conseguir lo que ha calificado de ley justa.

Requisitos necesarios

La solicitud para la concesión la nacionalidad española se podrá realizar a través de un procedimiento electrónico que se pondrá a disposición del público a partir del día 1 de octubre de 2015, fecha de entrada en vigor de la ley, y por espacio de tres años, prorrogables un año más.

Los dos requisitos imprescindibles para poder solicitar la nacionalidad española por esta vía son: acreditar convenientemente la condición de sefardí y la especial vinculación con España.