Sánchez garantiza que apoyará a Rajoy si tiene que recurrir la declaración de independencia al TC

Pedro Sánchez./
Pedro Sánchez.

El líder del PSOE avisa a Mas de que no es muy lógico que quien pretende gobernar un estado independiente traslade a los mercados que no pagará la deuda a España

PAULA DE LAS HERASMadrid

Pedro Sánchez ha sido hoy claro y rotundo: si finalmente, tras las elecciones del 27 de septiembre, la Generalitat de Cataluña impulsa una declaración unilateral de independencia y el Gobierno plantea un recurso ante el Tribunal Constitucional para hacerle frente, tendrá el apoyo del PSOE. El secretario general de los socialistas ha argumentado que no puede haber dudas sobre cuál es la posición de su partido respecto a la unidad de España y el respeto a la legalidad. Algo, ha añadido, que no está reñido con la crítica política al "inmovilismo" del presidente del Gobierno.

más información

En las últimas semanas, Sánchez ha percibido cómo en sus filas se mostraba una cierta preocupación porque, al calor de la campaña electoral, se pudiera estar dando una imagen de equidistancia entre la postura de Artur Mas y la de Mariano Rajoy y, en una entrevista en Telecinco, ha tratado de despejar dudas. "El PSOE -ha subrayado- es un partido constitucionalista". En ese terreno se muestra, según ha dicho, en las antípodas tanto de Mas como del líder de Podemos, Pablo Iglesias, que quieren "liquidar" la Carta Magna. "Yo amo la Constitución del 78 y precisamente por eso quiero reformarla", ha argumentado.

El líder de la oposición ha sido además muy duro con el presidente de la Generalitat y ha ironizado con el hecho de que quien pretende gobernar un Estado independiente se presente ante los mercados internacionales con el mensaje de que no va a pagar la deuda con España, como dejó caer ayer Mas. "Es llamativo e irresponsable", ha dicho. No solo eso, también ha recordado que Cataluña tiene un déficit de 2.200 millones de euros con la Seguridad Social y ha argumentado que las necesidades de los jubilados catalanes se cubren, pues, "gracias a la solidaridad del resto de España".

"No es la estrategia del miedo"

Frente a quienes hablan de "amenazas" de última hora de empresarios, entidades financieras o instituciones -que en estos días han alertado de las consecuencias que tendría la secesión- el líder de la oposición ha argumentado que, aunque lleguen tarde, sus declaraciones son clarificadoras y necesarias. Así ha defendido, por ejemplo, la advertencia del gobernador del Banco de España, Luis María Linde, sobre las posibilidades de un 'corralito' y ha recordado que también el gobernador del Banco de Inglaterra lanzó un aviso semejante antes del referéndum sobre la independencia de Escocia, pero sobre todo que el propio Consejo Nacional al que Mas encargó un informe sobre sus planes, citó ya de ese riesgo.

"No es la estrategia del miedo -ha argumentado-. La responsabilidad de los políticos es alertar sobre una élite política independentista en Cataluña que tiene sus cuentas en paraísos fiscales mientras juega a la ruleta rusa con los ahorros de los trabajadores". En todo caso, también ha subrayado que la independencia supondría la "ruina" para el resto de España.