Orviz: «Si la FSA tuviera altura de miras ya estaría trabajando el presupuesto con IU»

A. M. OVIEDO.

Ningún partido en la Junta General parece estar dispuesto a asumir la responsabilidad en solitario de no conseguir sacar adelante unos presupuestos autonómicos que garanticen la gobernabilidad del Principado y la inversión que exige la ciudadanía y, esta semana con gran repercusión por la dureza de sus palabras, el presidente de la patronal asturiana, Pedro Luis Fernández. Si el pasado viernes el jefe del Ejecutivo, Javier Fernández, pedía al resto de los partidos políticos «altura de miras» para pactar unas cuentas de nuevo cuño, ayer era el coordinador de IU de Asturias quien le replicaba que, si la Federación Socialista Asturiana (FSA) tuviera esta altura de miras, «ya estaría trabajando» con la coalición las cuentas de 2016.

Manuel González Orviz considera que la altura de miras «se demuestra elaborando ya los presupuestos y no mandándolos en solitario a la Junta como hace el presidente, que llega siempre a la política lentamente». Para Orviz el presidente asturiano «ya ha desaprovechado con su parsimonia política habitual el mes de septiembre». Máxime si se tiene en cuenta que, a pesar del calendario electoral, que sin lugar a dudas marcará y mucho el posicionamiento de los partidos en este tipo de negociaciones de peso, el Principado mantiene su decisión de presentar el proyecto de ley presupuestaria a mediados de noviembre.

Sin embargo, el hecho de que el Gobierno de Javier Fernández aún no se haya sentado a negociar el contenido del mismo ni tan siquiera con IU, la única formación que le dio su respaldo en el pleno de investidura, hace pensar a Orviz que los socialistas «nos llevarán 'in extremis' al mes de diciembre en un diálogo precipitado».

IU advierte de que no quiere que las «ideas que hundieron el pacto de izquierdas» en el Ayuntamiento de Gijón tengan éxito en Asturias, y apuesta porque la izquierda alcance un entendimiento en lo «esencial». En ese ámbito, Orviz mencionó la materia fiscal, el desarrollo económico, la protección social y el medioambiente, en cuyos aspectos IU tiene las «ideas claras», concluyó.