Dos coches, tres relojes y puros Cohiba a cargo del sindicato

José Ángel Fernández Villa. /
José Ángel Fernández Villa.

La Guardia Civil cifra en 117.000 euros los gastos injustificados que el exsindicalista pagó con fondos del SOMA

A. M. OVIEDO.

José Ángel Fernández Villa no sólo habría utilizado supuestamente su «control absoluto» sobre el SOMA-UGT para desviar fondos en beneficio propio sino que, como recoge el informe con fecha de noviembre de 2015 suscrito por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, también habría hecho uso de su evidente autoridad en la organización para realizar un «uso cuanto menos fraudulento» de su patrimonio. Los investigadores cifran los gastos cargados por Villa al sindicato en 117.000 euros

Claro ejemplo de ello son los 52.111 euros que fueron ingresados en cuotas mensuales por el SOMA-UGT a la cuenta personal del imputado y que, supuestamente, se habrían destinado a la compra en 2007 de un vehículo marca Mitsubishi. El coche fue adquirido y registrado a nombre del propio Villa -que conseguía ventajas fiscales por su condición de discapacitado-, pero su coste fue posteriormente abonado en mensualidades por el sindicato minero al exlíder sindical pese a que, según varios testigos y en contra de la versión de los colaboradores de Villa, era usado como coche particular. Es tan evidente el uso personal que se daba a este vehículo que aún obra en poder del exdirigente sindical, tres años después de que cesara en el cargo. De hecho, su familia propuso recientemente a la jueza que instruye la denuncia interpuesta por el SOMA contra Villa, por un presunto delito de apropiación indebida, la devolución de este automóvil al sindicato minero, pero esta solicitud fue denegada por la magistrada.

No se trata, además, del único vehículo adquirido y registrado a nombre del exlíder sindical que, posteriormente, fue íntegramente financiado por el sindicato. Años antes, en 2002, según se desprende del informe de la Guardia Civil y se corroboró ayer por algunos de los testigos que declararon en los juzgados de Oviedo, Villa cargó a las arcas del sindicato otros 29.689 euros para la amortización de otro vehículo de la misma marca. Del mismo modo, existen una serie de cargos por valor de unos 6.500 euros vinculados a la reparación de ambos coches en un mismo taller mecánico.

Los cargos de Villa al sindicato que dirigió durante tres décadas no acaban ahí. Sufragó con cargo a tarjetas bancarias de esta organización compras por valor de 14.376 euros entre 2011 y 2012, entre las que destacan 4.500 euros para la adquisición de dos relojes de marca Montblanc. Uno valorado en 3.000 euros y otro en 1.500. Compró un tercer reloj, marca Certina, por 472 euros. Todos ellos en El Corte Inglés.

El listado de compras con cargo a las tarjetas bancarias del sindicato se completa con la adquisición de puros de la marca Cohiba por valor de 1.533 euros y otros gastos, valorados en 5.918 euros, en películas, libros, relojería y tabaco. Villa también gastó 62 euros en una colonia de caballero de la marca Carolina Herrera, y 980 euros en ropa.