Mercedes Fernández rechaza el riesgo de fractura pero pide «respeto» entre compañeros

«Cómo no vamos a ser capaces de llegar a acuerdos entre compañeros, es lo natural; yo solo pido un requisito, que haya respeto»

EFE

La presidenta del PP de Asturias y candidata a la reelección, Mercedes Fernández, ha rechazado la posibilidad de que se pueda producir una fractura en el seno del partido porque lo "natural" es "llegar a acuerdos entre compañeros", si bien ha pedido "respeto" como único requisito para ello.

En declaraciones a los medios en el mercado de Llanes, Fernández ha recordado que ella misma ha sido "capaz" de alcanzar con el PSOE un pacto presupuestario porque era "bueno para Asturias" y a pesar de las "diferencias notables" entre ambos partidos, así como de impulsar una coalición electoral con Foro que ganó las pasadas generales en el Principado.

"Cómo no vamos a ser capaces de llegar a acuerdos entre compañeros, es lo natural; yo solo pido un requisito, que haya respeto", ha pedido Fernández, que disputará la Presidencia del partido con Carmen Rodríguez Maniega después de que el secretario de relaciones institucionales, Pablo Álvarez Pichel, quedara ayer excluido al ser rechazada más de la mitad de sus avales.

Fernández, quien ha afirmado que su único rival es el PSOE, ha negado tener "responsabilidad ni prerrogativa" en el Comité Organizador del Congreso regional que se celebrará el próximo 18 de marzo, y que ha anulado parte de los avales tanto a ella misma como a Maniega y Pichel.

La presidenta del PP, que vio reducido su número de avales de los 2.015 registrados en 327 horas a 1.483 válidos tras serle anulados 511, ha dicho que ella nunca rechaza un aval, pero que es difícil saber con certeza si quien lo ofrece está al corriente de pago.

No obstante, se ha mostrado satisfecha por el número de avales finalmente aceptado, ya que refleja "confianza" en su equipo.

Fernández ha considerado que la cantidad mínima de avales, fijado en 90, es "exigua y razonable" para que "nadie se quedé atrás", pero ha remarcado que hay que presentarlo "en forma".

La presidenta del PP de Asturias ha dicho que va a tratar de ganar el congreso presentado a los afiliados "ideas y proyectos" para que el cónclave se convierta en una "plataforma" para ganar las próximas elecciones y poner fin a 30 años de un socialismo que a su juicio está "seco de ideas e iniciativas".

Fernández ha hecho estas afirmaciones durante la visita que ha realizado a Llanes dentro de la campaña informativa que está realizando sobre la rebaja en el impuesto de sucesiones que aplicará el Principado tras el pacto presupuestario entre PSOE y PP.