Alerta en la presa de Santomera tras abrir las compuertas del pantano