El Parlamento asturiano rechaza la cooficialidad de la llingua

El Parlamento asturiano rechaza la cooficialidad de la llingua

PSOE, PP, Ciudadanos y Foro votan en contra de la reforma del Estatuto

Paloma Lamadrid
PALOMA LAMADRIDGijón

Se preveía un debate acalorado y así ha sido. La iniciativa presentada por IU y Podemos para modificar el Estatuto de Autonomía y permitir así la cooficialidad del asturiano no ha salido adelante hoy en el Parlamento regional. Ambos partidos se han quedado solos en la defensa de equiparar la llingua al mismo rango que el castellano, puesto que PSOE, PP, Ciudadanos y Foro han votado en contra. Andrés Fernández Vilanova, diputado de Podemos, ha subrayado que «la oficialidad difnifica a toda la región porque es un elemento inseparable del concepto Asturias». En su intervención, ha desmontado «las mentiras amplificadas» difundidas por los detractores de la cooficialidad.

En este sentido, ha señalado que es «falso» que la oficialidad supondrá que una obligatoriedad para los empleados públicos y que causará una merma en als arcas públicas. Ha cargado contra las posturas de la portavoz popular, Mercedes Fernández, y el consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, por su oposición a elevar el rango de la llingua. Por su parte, Concha Masa, diputada de IU, ha señalado que la comisión de estudio sobre régimen de protección y promoción del asturiano iniciada en 2016 dictaminó la urgencia de aprobar la cooficialidad para preservar la llingua. Una serie de argumentos que no han convencido al resto del grupos parlamentarios.

Para PP, Foro y Ciuadanos, es suficiente la ley de Protección y Promoción del Asturiano, vigente desde hace dos décadas. El portavoz de Ciudadanos, Nicanor García, ha puesto de manifiesto que «el alumnado que elige bable ha descendido de forma alarmante», mientras que Pedro Leal, parlamentario de Foro, acusó a IU y Podemos de querer sacar «rédito electoral» con esta medida. Más encendida ha sido la intervención de Mercedes Fernández, que ha acusado a los partidos proponentes de la toma en consideración de «manipular la realidad y faltar a la verdad» en los datos ofrecidos para justificar el respaldo mayoritario de la sociedad asturiana a la cooficialidad.

Además, la líder popular ha aprovechado su turno de palabra para denunciar la campaña de insultos emprendida contra ella por parte de personas «que se esconden en el anonimato» por su postura contraria a la cooficialidad. Fernández también ha aludido a aquellos «que dan bandazos o están en una extraña equidistancia», en una clara alusión al PSOE. El propio portavoz socialista, Marcelino Marcos, ha reconocido que dentro de su partido hay «pluralidad», de ahí que en el programa electoral con el que se presentaron a las elecciones no figure la cooficialidad y sí aparezca en las resoluciones del congreso en el cual Adrián Barbón fue elegido secretario general de la FSA.

«Seremos consecuentes con el programa con el que nos presentamos», ha apuntado para justificar el voto en contra de su grupo. Asimismo, Marcos afeó las «faltas de respeto» del presidente nacional del PP, Pablo Casado, quien declaró que «nadie habla el bable» y el cambio de postura del PP respecto a hace dos décadas. «Es la fe del converso», ha reprochado a Fernández.