Adrián Barbón acusa al PP de convertir Madrid «en paraíso para las grandes fortunas»

Adrián Barbón acusa al PP de convertir Madrid «en paraíso para las grandes fortunas»
Adrián Barbón.

En su perfil en una red social, el presidente del Principado ha considerado que el anuncio de rebajas fiscales realizado por la presidenta madrileña constituye «una deslealtad y un ataque al espíritu de la Constitución, nucleada en torno a la solidaridad»

EFE

El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha acusado a su homóloga madrileña, Isabel Díaz Ayuso, de intentar convertir la Comunidad de Madrid «en un paraíso para las grandes fortunas» a costa de deteriorar servicios públicos como la sanidad y la educación «que los ricos no tienen necesidad de usar».

En su perfil en una red social, Barbón ha considerado que el anuncio de rebajas fiscales realizado por la presidenta madrileña durante su investidura constituye «una deslealtad y un ataque al espíritu de la Constitución, nucleada en torno a la solidaridad».

«Con un mano bajo la capacidad de recaudar ingresos en la Comunidad y, con la otra, exijo al Estado que me dé más dinero para compensarlo», señala el presidente asturiano, que incide en que el Gobierno defenderá un nuevo sistema de financiación que no sólo valore el número de habitantes sino el coste real de los servicios.

Así, ha avanzado que la posición del Principado será «clara» y pedirá que quien de una forma «desleal e irresponsable» renuncie a los ingresos que le proporcionan sus tributos no pueda luego «ver compensada esa merma recibiendo más recursos del Estado».

Díaz Ayuso aseguró ayer que, después de tomar posesión de su cargo el próximo lunes se pondrá en contacto con el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, para pedirle una reforma del sistema de financiación autonómica.

Además, mostró su preocupación porque desde las comunidades gobernadas por el PSOE no esperaran ni veinticuatro horas para lanzar «una especie de ataque» a su propuesta de rebaja de impuestos en la Comunidad de Madrid al considerar que supone «una competencia desleal» entre autonomías.

«Me parece que la competencia fiscal entre comunidades autónomas sí es buena» porque «cuando hay una fiscalidad a la baja los empresarios contratan más, los ciudadanos tienen más dinero para consumir y menos trabas para caminar en libertad», lo que ha procurado «estabilidad económica» en Madrid, argumentó.

Más noticias