Barbón califica de «drama para Asturias» el retraso en la constitución del Gobierno

El presidente del Principado, Adrián Barbón, entre la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, y la delegada del Gobierno, Delia Losa, y otros asistentes a la fiesta, como el consejero de Salud, Pablo Fernández. / E. C.
El presidente del Principado, Adrián Barbón, entre la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, y la delegada del Gobierno, Delia Losa, y otros asistentes a la fiesta, como el consejero de Salud, Pablo Fernández. / E. C.

Reconoce la ralentización de la inversión y tensiones de tesorería y augura ajustes en el próximo presupuesto y problemas en la liquidación del déficit

GLORIA POMARADA / NOELIA A. ERAUSQUINESPINERES/GIJÓN.

Hay tensiones de tesorería en las cuentas asturianas y también las espera el Ejecutivo autonómico en la liquidación del déficit. El presidente del Principado, Adrián Barbón, no ocultó ayer que los casi 200 millones que no han llegado a la comunidad por el bloqueo del Gobierno central son un auténtico problema para su gestión, con inversiones que ya se están ralentizando y con ajustes que, más que este año, se notarán en el presupuesto de 2020. Sin embargo, frente a comunidades del PP, como la de Madrid y Galicia, o Cataluña, liderada por los independentistas, que acusan al Ejecutivo central de retener los fondos, Barbón culpó ayer de la situación a partidos como Ciudadanos y Podemos, por no facilitar la investidura de Pedro Sánchez. «La demora en la constitución de un Gobierno es un drama para nosotros», recalcó el presidente asturiano, para añadir que «cada día que pasa nos está perjudicando y no lo podemos admitir».

El jefe del Ejecutivo regional realizó estas declaraciones durante la Fiesta del Asturcón, celebrada en la majada de Espineres, en Piloña, a la que por primera vez en 24 años asistió un presidente del Principado. Junto a la vicesecretaria general del PSOE, la asturiana Adriana Lastra, con parte de su equipo y la delegada del Gobierno, Delia Losa, acudió para respaldar una celebración que llama a recuperar «el orgullo de asturianía», pero también para acompañar a la secretaria de Organización de los socialistas de la región, Gimena Llamedo, distinguida con el Asturcón de Oro.

En plena sierra del Sueve, Barbón pidió a las formaciones de Albert Rivera y Pablo Iglesias que «dejen de bloquear» la elección de Sánchez, porque es «absurdo» y «no hay justificación posible», ante la imposibilidad de que se constituya una mayoría alternativa, «salvo que ahora Podemos quiera pactar con Ciudadanos y PP», espetó, apelando al consenso que espera aplicar durante su mandato. «Me siento cómodo en el diálogo y se va a ver», aprovechó para afirmar, tras recordar sus nueve años como alcalde de Laviana en minoría y a pesar de ser el único presidente socialista que no cuenta con el respaldo de Podemos.

Los anticipos que el Gobierno tiene pendiente liberar a las autonomías ascienden a 5.000 millones de euros y están suponiendo un quebradero de cabeza para las administraciones regionales. La Generalitat de Cataluña ya ha anunciado que presentará un recurso contencioso-administrativo contra el Ejecutivo central por estos retrasos y ha animado a otras autonomías a sumarse a esta aventura judicial, una invitación que no ha sido secundada por el resto, que considera que los independentistas no son un buen compañero de viaje, aunque gobiernos como el gallego ya han advertido que tampoco descartan la vía de los tribunales.

La actualización de las entregas a cuenta prevista en los presupuestos de 2019 quedó en el aire con la prórroga del proyecto de Mariano Rajoy y, a pesar de que el Ministerio de Hacienda aseguró haber encontrado una fórmula legal, junto a la Abogacía del Estado, para desligar los anticipos de la aprobación de unas nuevas cuentas, el Ejecutivo condiciona esta posibilidad a la constitución de un Gobierno, ya que argumenta que en funciones tiene limitada su capacidad de actuación.

En el caso de Asturias, el Principado está pendiente de recibir 200 millones de euros, 120 por la demora en las actualizaciones de las entregas a cuenta correspondientes a 2019 y 75 de la liquidación del IVA de 2017.

«Hay que explicarlo no como un problema de mala gestión, sino como consecuencia de que el dinero que se había presupuestado no acaba de llegar por la falta de estabilidad política», insistió Barbón, hablando «más como presidente del Principado que como dirigente de un partido» y que recalcó que «cada día que se pasa sin un gobierno en Madrid se están perjudicando los intereses de Asturias».

Más información