Uno de cada cinco supervivientes de una guerra, condenado a sufrir una enfermedad mental

Un estudio de la OMS concluye que una de cada cinco personas que vive un conflicto bélico desarrollará una enfermedad mental. Depresión, ansiedad, estrés postraumático, trastorno bipolar o esquizofrenia son los diagnósticos más habituales. Las cifras alarman a los expertos que advierten de que estos enfermos no reciben tratamiento. Según la OMS, la media en países que han registrado una guerra es de un trabajador de salud mental por cada 100.000 habitantes.