La FSA lanza la campaña municipal con el objetivo de recuperar Gijón, Mieres y Langreo

La FSA lanza la campaña municipal con el objetivo de recuperar Gijón, Mieres y Langreo
Barbón conversa con el presidente de honor de la FSA, Pablo García, ayer, durante la ejecutiva. / ÁLEX PIÑA

Fija para el 21 y el 28 de octubre las primarias para elegir candidatos en los grandes concejos; Barbón habla de unas elecciones decisivas y pide «escoger a los mejores»

ANDRÉS SUÁREZ OVIEDO.

La Federación Socialista Asturiana lanzó ayer la carrera hacia las elecciones municipales de la primavera de 2019 con la aprobación del calendario de primarias para los concejos de más de 20.000 habitantes. Se trata de Gijón, Oviedo, Avilés, Siero, Mieres, Langreo y Castrillón. La votación en las agrupaciones para elegir a los cabezas de cartel se producirá el 21 y el 28 de octubre, en un sistema que contempla, llegado el caso, la doble vuelta. El secretario general, Adrián Barbón, destacó la importancia de los comicios y la necesidad de «elegir a los mejores» para alcanzar los objetivos previstos, que pasan, sobre todo, por recuperar tres plazas históricamente vinculadas al socialismo como son Gijón, Mieres y Langreo.

Zanjado el debate sobre la candidatura autonómica antes del verano, con Barbón compatibilizando ya el rango de secretario general con la condición de candidato al Principado, el PSOE abre ahora la espita del proceso municipal por los grandes ayuntamientos, aquellos donde más hay en juego, por población y por influencia política. Los socialistas ostentan la alcaldía en tres de ellos -Oviedo, Avilés y Siero- y aspiran a que ese escenario se repita después de la cita con las urnas. A mayores, el objetivo es crecer en respaldo ciudadano y recuperar el mando en algunos de sus bastiones históricos.

El líder de la FSA insta a la izquierda a negociar «sin líneas rojas» los presupuestos de 2019

«Prioritario» es, admitió Barbón al término de la reunión de la comisión ejecutiva autonómica, recuperar el bastón de mando en Gijón. El dirigente socialista señaló que «todo lo que hace hoy reconocible» a la ciudad es herencia de los mandatos del PSOE. La gestión de Foro en la persona de Carmen Moriyón solo ha traído «parón y decadencia», anotó, de ahí que volver a tomar las riendas de la vida municipal sea una cuestión capital para el partido.

Algo similar sucede con las cuencas, un territorio donde el PSOE conserva algunos núcleos de poder -Laviana, San Martín... - pero en el que los dos municipios más poblados, Mieres y Langreo, han quedado fuera de su control. Barbón admitió que su partido «ha perdido peso electoral» en uno de sus grandes feudos de voto, de ahí el interés en configurar «potentísimas candidaturas de cambio» que susciten la confianza y el interés de la ciudadanía.

Recuperar la confianza

El líder de la FSA y candidato autonómico hizo especial hincapié en este punto. Pidió a quienes componen las agrupaciones locales que no centren la mirada en lo interno y prioricen el exterior, el interés de la sociedad. La clave, dijo, es «acertar, elegir a los mejores para recuperar la confianza de la ciudadanía».

Es verdad, eso sí, que en este proceso de designación de candidatos hay que tener en cuenta la situación particular de quienes en este momento son alcaldes -el PSOE gobierna en Oviedo, Avilés y Siero- y estén dispuestos a optar a otro mandato. En este caso, y a modo de 'blindaje', sus potenciales competidores deben reunir el aval del 50% de la agrupación local. En el resto de los casos, el respaldo requerido es del 5%.

Barbón sintoniza con Sánchez pero, si hay discrepancia, defenderá «el interés de Asturias»

La ejecutiva abordó además la actualidad política regional y nacional. En el primer caso, Barbón lanzó un mensaje directo a Podemos, que plantea «líneas rojas» en la negociación del proyecto de presupuestos para 2019, abogando por dejar a un lado la «impostura» y priorizar «puntos de encuentro» que faciliten un consenso. «Mal empezamos» con imposiciones, abundó, seguro de que «la incapacidad para un acuerdo» en esta materia constituiría «un gravísimo error».

El dirigente socialista también se refirió a la visita a Asturias, el domingo, del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Barbón se mostró seguro de que con el líder del PSOE en la Moncloa «se va a favorecer el diálogo sobre los intereses de Asturias», después de «siete años de maltrato» del Ejecutivo de Mariano Rajoy. Eso sí, dejó claro que en caso de discrepancia entre dos administraciones de un mismo color político, «yo estaré siempre con el interés de Asturias».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos