Casado reclama el fin de la «descentralización» y de las «concesiones» al PNV

Pablo Casado, acompañado por colegas del PP en Bilbao. /Borja Agudo
Pablo Casado, acompañado por colegas del PP en Bilbao. / Borja Agudo

El líder del PP considera que se debe mejorar la eficiencia en el ejercicio de las competencias, lo que impiden algunas comunidades autónomas de forma «desleal»

KOLDO DOMÍNGUEZ

Pablo Casado lleva semanas en campaña electoral y se le nota. No desaprovecha ocasión alguna para fotografiarse, saludar a simpatizantes e insistir una y otra vez en sus mensajes políticos, esos de los que ha hecho bandera y con los que pretende regresar a las «esencias» de su partida. Así quedó de manifiesto este viernes en Bilbao, donde el presidente del PP inició su segunda visita al País Vasco en quince días, y donde, además de en la capital vizcaína, recalará en Getxo, Getaria y San Sebastián.

Casado aprovechó su estancia para cargar contra el entendimiento entre el PSOE y el PNV, que llevó a Pedro Sánchez a la Moncloa y que en el seno del PP creen que continuará tras las elecciones de abril. Según el líder de los populares, los nacionalistas vascos «han arrancado» del presidente del Gobierno 33 nuevas transferencias y el «acercamiento» de 26 presos de ETA. Ese habría sido el pago de los socialistas al PNV por su apoyo. «El nacionalismo ha hecho mucho daño a España y a esta tierra», aseguró.

«Reclamamos a Pedro Sánchez que deje de dar concesiones. No se puede seguir descentralizando. Hay que reforzar la unidad y la eficiencia de la administración de las competencias», apuntó Casado en un regreso a su discurso más duro contra el proceso de desarrollo del Estatuto de Gernika puesto en marcha por los gobiernos central y vasco.

Dentro de esas «concesiones» a los nacionalistas vascos, el dirigente conservador enmarcó también los acercamientos de los presos terroristas. Un «paso previo», en su opinión, para la «cesión de la política penitenciaria» al Gobierno vasco. «Los socialistas no están siendo leales con el relato efectivo de la derrota de los asesinos -denunció Casado-. Y ese relato hay que escribirlo y hay que tomar medidas eficaces». Y entre ellas el presidente del PP enunció la reforma de la ley penitenciaria para que los presos de ETA deban «colaborar efectivamente» con la justicia para esclarecer los asesinatos que continúan sin esclarecer, así como ampliar la prisión permanente revisable para los terroristas y la tipificación como delito la «organización» de un 'ongi etorri' a un preso etarra liberado. «Es lo mínimo que se puede pedir. No se puede seguir humillando a las víctimas», zanjó.

El PP ficha a la expresidenta de la AVT para el Senado

Por otro lado, Casado confirmó ayer el fichaje de la expresidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza, para sus listas al Senado por Madrid. Una candidatura que encabeza finalmente, Pio García-Escudero, tal y como confirmó el partido este jueves al desvelar los cabezas de cartel, entre los que no está el actual portavoz de los populares en la Cámara alta, Ignacio Cosidó, que ha estado en el ojo del huracán por varios escándalos. Para Casado la incorporación de Pedraza demuestra el compromiso del PP en la lucha contra el terrorismo.