Cercanías de Cataluña gasta 25 millones de euros anuales en luchar contra los grafiteros

Se cubren la cara para no ser reconocidos y aprovechan la noche y que no hay nadie en los vagones de Cercanías de Barcelona para accionar la parada de emergencia. Son los jóvenes grafiteros que están causando daños millonarios a los convoyes y que le salen muy caros a los bolsillos de los ciudadanos. 10 millones de euros le costó el año pasado a Cercanías de Cataluña reparar los actos vandálicos en sus trenes. Más de la mitad del presupuesto en limpiar los grafitis. A lo que hay que añadir 14 millones de euros que Renfe invierte en seguridad. Un total de 25 millones de euros para evitar estas situaciones, que se repiten. Seis mil grafitis en total cubrieron el año pasado 85 mil metros cuadrados de superficies pintadas en trenes y mobiliario. Casi un millón de pasajeros se vieron afectados por ellos el año pasado.-Redacción-