Comunicado de Teresa Mallada

Estoy sufriendo una campaña de acoso y derribo. Me he metido en esto porque creo que se puede hacer política de otra manera y mi presencia incomoda. El foco soy yo porque molesto, y mientras me atacan a mí perdemos la oportunidad de afrontar el debate imprescindible sobre del futuro de la región, pese a que yo lo intento una y otra vez. Pero tengo que perder tiempo y energía en desmentir un informe como este, que muestra que mi actuación en Hunosa ha sido transparente y eficaz. Quienes buscan denigrarme tendrán que esforzarse más porque en ese informe de Hunosa no encontrarán ni una sola cosa que no pueda explicarse con entereza, como hemos demostrado.

El pensamiento libre supone una amenaza para muchos, para quienes llevan años viviendo de la política, para aquellos que quieren ganar unas elecciones por la vanagloria personal, para quienes no saben dedicarse al buen hacer, al entrenamiento y la carrera y solo saben poner zancadillas a su alrededor.

Un plan orquestado por quienes, sin tener nada contra mí porque no he hecho nada ilegal, ni arbitrario, ni éticamente reprobable, como muestra el informe aunque lo quieran retorcer, se empeñan en intentar evitar que yo sea presidenta del Principado. Es una campaña dirigida por el odio, la inquina y, sobre todo, por el miedo. Miedo a que el PP, conmigo al frente, gobierne Asturias y nos saque de este marasmo en el que el PSOE ha tenido a la región hasta ahora.

Me entristece mucho la situación y más por el perjuicio que puede causarle a una empresa a la que tanto quiero, y a la que tantos esfuerzos he dedicado. Pero no me callarán porque no he cometido ninguna irregularidad y porque durante mi mandato en Hunosa, gracias al esfuerzo de todos los trabajadores y -sobre todo mis colaboradores más cercanos- conseguimos, entre otras muchas cosas, evitar el cierre fulminante al que estaba abocada la empresa y pusimos unos cimientos sólidos en su viabilidad, dotándola de un futuro prometedor a través de la diversificación y la innovación.

No hay nada que ocultar, pongo el informe a disposición de todo aquel que lo precise.

Y a quienes urden estas acciones de desinformación les digo, ya, de una vez centrémonos en lo que importa.