La crisis entre PSOE y Podemos se extiende a los pactos autonómicos

La candidata del PSOE a la presidencia del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu./EFE
La candidata del PSOE a la presidencia del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu. / EFE

La formación morada tumba la investidura de la candidata socialista en La Rioja y amenaza con hacer lo mismo en Navarra y Aragón

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

La tensión entre el PSOE y Podemos a cuenta de la investidura de Pedro Sánchez se extiende a La Rioja, Navarra y Aragón, donde la formación morada exige, al igual que a nivel nacional, su cuota de poder dentro de Gobiernos de coalición.

El riojano es, hasta ahora, el caso donde más lejos ha llegado el choque de trenes entre las dos fuerzas de izquierda, que por primera vez en 24 años están en disposición de arrebatar al PP el poder en esta comunidad. Raquel Romero, la única diputada de Podemos en el parlamento autonómico, votó este jueves por segunda vez en contra de la investidura de la socialista Concha Andreu, con lo que comenzó a correr el plazo de dos meses para una nueva convocatoria electoral. Las negociaciones de última hora entre el PSOE y la formación morada acabaron en fracaso. Y es que la representante de Podemos no renunció a su exigencia para que, según los socialistas, tres de las ocho consejerías del próximo Gobierno regional queden en manos de su partido.

El PSOE se impuso en las elecciones de mayo al lograr 15 diputados autonómicos. No obstante, se quedó a dos de la mayoría absoluta. IU, que concurrió a los comicios junto a Podemos, cuenta con una diputada que apoyó este jueves a Andreu, tras firmar con la candidata un acuerdo programático que no contempla un Gobierno de coalición. Pero los socialistas necesitan el apoyo de Romero para hacerse con el control del que ha sido uno de los mayores feudos del PP en las dos últimas décadas.

A pesar del evidente paralelismo, la dirección nacional de Podemos se ha lavado las manos ante la actitud de su diputada. Según señaló Pablo Iglesias esta semana, las negociaciones son un asunto de la organización riojana, que, por otra parte, en estos momentos está dirigida por una gestora designada desde Madrid.

Una parte de las bases sí que ha alzado la voz por la posición de su formación. Simpatizantes de Podemos difundieron antes de la votación y a las puertas del parlamento regional un comunicado en el que criticaban «la poca predisposición de la gestora a recabar la opinión de la militancia» y reclamaban a sus dirigentes «que replanteen su postura y su estrategia para apoyar el primer gobierno de progreso de los últimos 25 años».

Los siguientes casos

En Navarra ya se ha recorrido el camino de firmar un acuerdo programático a cuatro bandas -PSN, Geroa Bai, Podemos e IU-. No obstante, la comunidad foral podría seguir el mismo camino que La Rioja después de que Podemos, que cuenta con dos diputados, haya reclamado participar con consejeros en la coalición que negocian PSN y Geroa Bai. La candidata socialista, María Chivite, paralizó este jueves las conversaciones para su investidura, para la que, en cualquier caso, necesitaría además de una abstención de EH Bildu.

En Aragón también se le complican las cosas a Javier Lambán para repetir como presidente. El candidato socialista ya ha cerrado un pacto con el Partido Aragonés (PAR) y las conversaciones avanzan con la Chunta Aragonesista e IU. Pero le sigue faltando el respaldo de al menos un de los diputados de Podemos, que al igual que en los casos riojano y Navarra exige consejerías como contrapartida. Lambán, cuyas relaciones ya son de por sí complicadas con la formación morada, ha sido advertido por el PAR de la entrada de Podemos en el Gobierno no es una opción.

Más información: