El decreto del catalán en el sistema sanitario balear, en detalle.

El decreto todavía está pendiente de su aprobación definitiva, pero fija lo que será la Sanidad de las Islas Baleares, en materia lingüística, los próximos años. Los profesionales que se presenten a sus futuras oposiciones tendrán que acreditar un nivel medio-bajo de conocimiento de catalán dependiendo del puesto. Eso sí, en un plazo de dos años y con cursos en horario laboral. De no conseguirlo, no pierden la plaza, pero sí la posibilidad de traslado entre hospitales de las islas y una bonificación salarial.  A los que ya son funcionarios públicos sólo les afecta en caso de promociones. El nivel exigido para nuevos enfermeros y médicos es el B1, por debajo de las primeras intenciones del Govern Balear de la socialista Armengol y los econacionalistas de Més, que planteaban una mayor cualificación sin moratoria para acreditar ese conocimiento.