Detenido después de 50 días fugado

Al sentirse acorralado por la policía Francisco Mejías intentó escapar pero sólo pudo recorrer 50 metros. Los agentes lo detenían en una finca ubicada junto al barranco de Taidía en San Bartólome de Tirajana donde se ha ocultado durante casi dos meses. Las denunicas de pequeños robos en la zona alertaton a la policía y permitieron localizarlo en un cañaveral. En el momento de la detención sostenía en la mano un cuchillo de 25 centímetros de hoja pero no opuso resistencia.  Mejías de 53 años ha perdido peso y está débil. El detenido cumplía condena por matar a su mujer en 2004 a cuchilladas y delante de sus hijos pero huyó cuando su hermana lo devolvía a prisión después de un permiso penitenciario que en su momento fue muy cuestionado. Francisco Mejías tenía entonces y tiene en vigor dos órdenes de alejamiento de dos exparejas y en la calle era una amenaza real. De hecho durante todo este tiempo han tenido protección.