El Ejecutivo achaca a la prórroga el retraso de sus obras y urge unos presupuestos

A. S. OVIEDO.

El Gobierno asturiano achacó ayer a la ausencia de presupuestos en 2018 el retraso en la adjudicación de obras públicas denunciado por la patronal de la construcción CAC-Asprocon. No hubo recursos para gastar a comienzos de año y hubo que aguardar a la aprobación del crédito extraordinario, analizó el consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, que añadió que a todo ello hay que sumar los correspondientes trámites administrativos. A partir de ahí, el Ejecutivo apremia a no repetir esta complicada situación en 2019 y reclama un acuerdo sobre las cuentas en la Junta General.

No tener presupuestos conlleva «enormes dificultades», anotó Lastra, que compareció tras el Consejo de Gobierno para informar de un gasto de 3,8 millones para obras de mejora en ocho carreteras autonómicas: SI-12 (Saús y El Plano), AS-264 (Arenas de Cabrales-límite con Cantabria), AS-11 (Vegadeo-Pesoz), LA-4 (San Tirso-Lada), VY-6 (Valdedo-Castanedo), LV-3 (San Pedro de Tiraña-Ordaliego), AS-383 (Granda-El Castro) y AS-21 (Vegadeo-límite con Galicia por Taramundi). Obras que aplican nuevos criterios de contratación que no priman únicamente el precio sino criterios laborales, ambientales o de calidad. El porcentaje a partir del cual una baja se considera temeraria baja hasta el 2,5% y la fianza a depositar cuando una oferta se considere desproporcionada se duplica del 5% al 10%.

«Hacen falta presupuestos», añadió Lastra, que alertó de la contradicción de aquellos partidos que rechazan facilitar la aprobación de las cuentas y luego piden continuos incrementos del gasto.

 

Fotos

Vídeos