Errejón apela a la situación «crítica» de Asturias y pide el voto como garantía de desbloqueo

Un centenar de personas participó ayer por la tarde en la asamblea para dar luz verde al proyecto Más Asturies. / PALOMA UCHA
Un centenar de personas participó ayer por la tarde en la asamblea para dar luz verde al proyecto Más Asturies. / PALOMA UCHA

Más Asturies acuerda concurrir a los comicios, a la espera de ratificar a Segundo González como cabeza de lista antes del lunes

ANA MORIYÓNGIJÓN.

El partido de Íñigo Errejón se presentará a las elecciones también en Asturias. La asamblea convocada para dar a conocer la rama asturiana de Más País acordó ayer, a última hora de la tarde y por unanimidad, concurrir a las urnas el próximo 10 de noviembre por esta circunscripción como «alternativa» para aquellos votantes progresistas que piensan ahora en la abstención, y como «garantía de desbloqueo político».

Está previsto que a lo largo del fin de semana se ratifique -mediante una plataforma móvil a la que tendrán acceso los doscientos inscritos con los que cuenta ya el movimiento en la región- la candidatura de Más Asturies, que, salvo giro inesperado, encabezará el exdiputado nacional de Podemos Segundo González.

No obstante, quien fuera máximo responsable de las finanzas en el partido de Pablo Iglesias evitó ayer postularse expresamente para el puesto por respeto al proceso interno, y despachó las preguntas de los medios de comunicación con un «yo no me niego». Se sabe, en base a un acuerdo previo suscrito entre Más País y Equo, que Olga Álvarez, coportavoz de esta última formación en Asturias, irá como número tres en la lista al Congreso. El escritor Xandru Fernández, el músico Xabel Vegas o el exdirigente de Podemos Asturias Lluismi Orviz también mostraron ayer públicamente su apoyo a este proyecto, sin que ello implique su presencia en la lista.

La puesta de largo de Más Asturies contó con una pequeña intervención del impulsor del partido a nivel nacional, Íñigo Errejón, quien, a través de un vídeo, hizo alusión a la «crítica» situación en la que se encuentra Asturias, asegurando que «la región necesita más que en ningún sitio un gobierno progresista» para poner en marcha, entre otras políticas, una transición energética justa. Errejón apeló al «coraje» de los asturianos y a su tradición de lucha, asegurando que se trata de una comunidad que «sabe perfectamente lo que es ponerse a la cabeza en situaciones difíciles» y, durante su alegato, llegó a comprometerse a hacer escala en la región durante la campaña electoral.

Aunque hubo más discursos, Segundo González acaparó buena parte de la asamblea que se celebró en la biblioteca pública de Jovellanos, en Gijón, y en la que participaron alrededor de un centenar de personas. Fue el encargado de explicar que Más Asturies no nace con vocación de convertirse en un partido al uso, sino de «ser una candidatura para un momento excepcional» que permita desbloquear el país, justificando así la falta de un programa electoral propiamente dicho. No obstante, defendió que a las personas que forman parte de este proyecto les avala una trayectoria progresista en favor de políticas como la derogación de la reforma laboral y la ley mordaza, la revalorización de las pensiones o una transición ecológica justa e inclusiva «que no deje a nadie atrás».

Por eso, pidió el apoyo a los votantes progresistas defraudados con el exceso de «testosterona» que impidió conformar un gobierno de izquierdas tras las elecciones del pasado mes de abril y que piensan ahora en la abstención, «o en votar con la nariz tapada». «Queremos evitar la abstención que derive en una mayoría de derechas o que el PSOE acabe girando hacia Ciudadanos para conformar gobierno», argumentó. En este sentido, el exdiputado nacional de Podemos abogó por llegar a acuerdos con el PSOE para garantizar la gobernabilidad del país, «anteponiendo los acuerdos a los puestos, pero sin regalar nada», puntualizó.

González recordó que, según los sondeos internos realizados por el partido, Más Asturies obtendría un diputado en detrimento del PSOE, que en abril logró tres de los siete escaños que le corresponden a Asturias en la Cámara Baja. Además, según estas mismas encuestas, Vox perdería su diputado en favor del PP.