«En Europa están considerados como héroes y aquí son bandoleros»

Rubén Norniella, Lola García, Pedro Roldán y Leonardo Borque, frente a la Junta General. / ALEX PIÑA
Rubén Norniella, Lola García, Pedro Roldán y Leonardo Borque, frente a la Junta General. / ALEX PIÑA

Famyr, el Ateneo Obrero de Gijón y la Sociedad Cultural Gijonesa piden el nombramiento de Hijos Predilectos de Asturias para tres «guerrilleros antifranquistas»

SANDRA S. FERRERÍAOVIEDO.

La Federación Asturiana Memoria y República (Famyr), el Ateneo Obrero de Gijón y la Sociedad Cultural Gijonesa se han unido para solicitar al Gobierno del Principado la concesión del título de Hijos Predilectos de Asturias para Cristino García Granda, Felipe Matarranz 'Comandante Lobo' y José Antonio Alonso Alcalde 'Comandante Robert', tres «guerrilleros antifranquistas», así como la Medalla de Oro de Asturias para Vicente García Riestra, último superviviente asturiano de los campos de concentración nazis.

Rubén Norniella, miembro de Famyr, indicó ayer a las puertas de la Junta General del Principado que esta es una iniciativa que ya se presentó en 2004 y en 2010 «y que fue rechazada por el PSOE». Así, con el reciente cambio en el Ejecutivo asturiano, los impulsores esperan que los socialistas la acepten. «Hoy hay un nuevo PSOE y parece que vienen con ganas de hacer las cosas de otra forma. Esperamos que esta vez se haga este reconocimiento», explicó Norniella.

Rubén Norniella y Lola García, de Famyr, acompañados por Pedro Roldán de Sociedad Cultural Gijonesa y por Leonardo Borque, del Ateneo Obrero de Gijón, hicieron entrega de la solicitud tanto en la Junta General como en la Presidencia del Gobierno. También le dieron una copia a los distintos grupos políticos, «excepto a Vox porque es la extrema derecha que reivindican la memoria histórica franquista, no la nuestra». De momento, Podemos e IU «la han apoyado». La iniciativa supone reconocer a estos cuatro asturianos, guerrilleros contra la dictadura «que son héroes en Europa y aquí están considerados como bandoleros». «Que en su propia tierra sigan con esa consideración y no tengan un reconocimiento es lamentable», criticaron.

Estos «héroes» participaron en la Guerra Civil Española y algunos cuentan con reconocimientos por parte de Francia. Así, Cristino García Granda, tras combatir en la Guerra Civil, se exilió a Francia donde participó en la Segunda Guerra Mundial. Murió fusilado en 1946 y, a título póstumo, recibió el grado de Héroe Nacional de Francia. Felipe Matarranz también participó en la contienda española y fue condenado dos veces a muerte. Participó de manera clandestina con el Partido Comunista de España (PCE) hasta que fue legalizado en 1977. Murió en 2015, en Colombres. José Antonio Alonso Alcalde cuenta con numerosos reconocimientos de Francia, obteniendo en 2014 la Orden del Mérito Nacional por su papel en la liberación de Foix.