«Voy a tener una sensibilidad absoluta con Asturias»

El secretario general de Sanidad, Faustino Blanco, ayer en el Muro de San Lorenzo. /ARNALDO GARCÍA
El secretario general de Sanidad, Faustino Blanco, ayer en el Muro de San Lorenzo. / ARNALDO GARCÍA

Faustino Blanco, secretario general de Sanidad: «Nos vamos a emplear a fondo en que no haya incertidumbres sobre la sostenibilidad del sistema»

N. A. E. GIJÓN.

Asegura Faustino Blanco (Gijón, 1953) que no se esperaba el nombramiento, que él ya estaba a otras cosas, en su consulta como médico de familia en el centro de salud de El Coto, pero lo cierto es que en los mentideros políticos y sanitarios se apuntaba su nombre como uno de los posibles cargos de confianza de la ministra María Luisa Carcedo. Y así fue, el nuevo secretario general de Sanidad, el número dos del ministerio en el tema sanitario, espera ahora «no defraudar» la confianza puesta en él.

-¿Se esperaba el nombramiento?

-Los nombramientos no se esperan, no se puede uno plantear nada, porque, además, no estoy en ese espacio meritorio. Mi actividad estaba limitada al entorno que me tocaba ahora, como médico en el centro de El Coto. Esta es una profesión que me tira y estaba encantado. De hecho, no me planteaba la perspectiva de la jubilación, sino un trabajo con mucho tiempo por delante.

-Pero su nombre sonaba entre los posibles nombramientos de la ministra. Este periódico publicó que podía

-Lógicamente, ella tiene que decidir con que equipo juega y le agradezco mucho que haya pensado en mí. Espero que no sea por una razón de amistad, sino porque confía en mi capacidad. Es una responsabilidad importante y espero que no se sienta defraudada.

-Reconoce que el nuevo cargo será toda una responsabilidad, ¿dudó a la hora de aceptar?

-No dudé. Con estas cosas no se duda. Uno toma una decisión, sopesa mucho lo que supone, para ti, para tu familia... Eso no es dejar un espacio a la duda, sino ordenar la toma de decisiones. Lo más importante es el entorno más próximo. La familia pesa mucho, es una decisión compartida.

-¿Cómo le llegó la oferta?

-Fue la ministra Carcedo la que me propuso participar. Tuvimos una conversación personal y aquí estoy.

-¿Cuáles serán los retos que se plantea en su nuevo cargo?

-Es demasiado pronto para eso. Ahora es el momento de mostrar agradecimiento y compromiso. Tenemos que despachar mucho más para afrontar la nueva situación. Tra ser nombrado, aún tengo que tomar posesión, conocer las líneas maestras de este proyecto para darle sentido y contenido.

-Aunque aún no quiera abordar los retos de su cargo, usted conoce bien el sistema sanitario, tanto como médico como desde el punto de la gestión. ¿Cuáles son sus prioridades?

-Lo que tenemos que hacer es un proyecto compartido con las comunidades autónomas, emplearnos a fondo en consolidar el sistema con un modelo de calidad y cohesión social. Sin calidad no hay servicio. Ese es el gran objetivo compartido por todos y en eso nos vamos a emplear a fondo, que no haya incertidumbres sobre la sostenibilidad del sistema.

-Su cargo es de índole estatal, pero ¿intentará tirar algo para Asturias?

-A Asturias le deseo lo mejor. Es mi tierra y en ella he desempeñado la mayor parte de mi historia política, así que tendré una sensibilidad absoluta con ella y colaboraré con el Gobierno del Principado. Uno no se tiene que esforzar, simplemente implicarse e intentar desplegar al conjunto del Estado la experiencia acumulada en Asturias. Lo que está claro es que entenderé muy bien los problemas que hay aquí.

-Lleva unos años, pocos, alejado de la gestión pública y como médico vive ahora en primera persona las bondades y los defectos del sistema sanitario asturiano. ¿Cómo lo ve?

-Sería un atrevimiento por mi parte señalar algo porque el sistema asturiano no se mueve en ciclos cortos. Tiene una historia de 35 años y yo he sido protagonista de algunos de ellos. Pero sí puedo decir que es un gran servicio público, de los más reconocidos de este país, y en el que hay que seguir profundizando.

-Como subsecretario de Estado, ¿espera poder ver en el cargo el inicio de la ampliación del hospital de Cabueñes?

-Evidentemente es un gran proyecto que está sobre la mesa. Lo lanzó el Gobierno en el que yo estaba, con gran sorpresa, y ahí está, para beneficio de Asturias y de Gijón. Ese hospital es muy necesario y lo tengo muy presente, pero no estoy en esa responsabilidad.

 

Fotos

Vídeos